Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Provincia

Dos familias se enzarzan en una pelea a las puertas del instituto de Villanueva del Río y Minas

  • El enfrentamiento se produjo a la salida de los alumnos y tras disputas previas entre los hijos de los implicados 

  • La Guardia Civil tuvo que intervenir y uno de los implicados resultó herido 

Una imagen de la concentración que se produjo el pasado 10 de enero por la falta de seguridad en Villanueva del Río y Minas. Una imagen de la concentración que se produjo el pasado 10 de enero por la falta de seguridad en Villanueva del Río y Minas.

Una imagen de la concentración que se produjo el pasado 10 de enero por la falta de seguridad en Villanueva del Río y Minas. / M. G.

En ocasiones, el trabajo constante que realiza el profesorado y la comunidad escolar en general para fomentar la no violencia y la resolución pacífica de cualquier conflicto se ve enturbiada por incidentes lamentables. 

Ha ocurrido esta vez a las puertas del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Munigua, de Villanueva del Río y Minas, donde, el pasado martes, día 11 de febrero, dos familias de sendos alumnos se enzarzaron en una violenta pelea que, según algunos testigos, sembró la alarma entre los escolares, justo a la hora de la salida del centro. Muchos de ellos se dispersaron corriendo por las calles del pueblo, sin saber lo que ocurría. 

Según las fuentes consultadas, en la pelea se vieron implicados dos padres de dos alumnos y el abuelo de uno de ellos. Una de estas personas resultó herida con un corte. Tras la pelea se incautó un cable de acero, que también se blandió durante la disputa. 

Según el alcalde, Miguel Ángel Barrios, que ha condenado lo ocurrido y lamentado la imagen que se dio a los chicos, se dio aviso a la Guardia Civil, que tardó unos diez minutos en llegar desde Tocina.

Fuentes del instituto armado han confirmado que separó a los implicados e instruyó el correspondiente atestado, aunque no se produjeron detenciones. 

Vecinos de la localidad han vuelto a denunciar que incidentes como éste se podrían frenar de forma más rápida si el municipio contara de forma permanente con Policía Local, algo que no ocurre ahora por las dificultades financieras del Consistorio. 

Polémica por la falta de policía local

El alcalde, que insiste en que no hay un problema grave de delincuencia en la localidad, explica que la plantilla de la Policía Local está formada por cuatro agentes. Pero, desde hace dos mandatos, antes de que él accediera a la Alcaldía, están en comisión de servicio, cedidos para que trabajen en otros municipios. En concreto, en Bormujos, Carmona y La Algaba. 

Sólo están puntualmente en Villanueva del Río y Minas, cuando hay algún evento o hay que hacer expedientes de su competencia (seguridad vial, empadronamiento, urbanismo...). 

Barrios asegura que, de momento, no puede comprometerse a que vuelvan, por la dificultad de pagar esas nóminas, en un ayuntamiento que no llega a 5.000 vecinos, pero que llegó a acumular meses de impagos a la plantilla y una deuda de más de cuatro millones de euros. Tras acogerse a los planes de ordenación del Ministerio de Hacienda, debe mantener sus cuentas equilibradas para no poner en riesgo todas las nóminas y acceder a subvenciones, de las que dependen muchos de los programas y obras que son necesarias en el municipio. 

El incidente de la pelea a las puertas del IES se produce sólo una semana antes de la junta local de seguridad que está prevista para este martes 18, con la participación del subdelegado del Gobierno en Sevilla y el comandante del puesto de Tocina, en el Ayuntamiento minero. 

En cualquier caso, el regidor insiste en que esta reunión no es excepcional, sino que se celebra todos los años, para coordinar eventos como la Romería, en mayo, y la feria, que vienen contando con más presencia de la Guardia Civil, no porque hayan aumentado las denuncias o los incidentes en el municipio, que asegura que son "puntuales". 

En cualquier caso, sí van a analizar también los enfrentamientos que ha habido entre algunas de las personas que ocupan viviendas de forma irregular.   

Algunos vecinos, sin embargo, trasladan que hay preocupación por la inseguridad y la falta de policía local y Guardia Civil, que provoca más vandalismo. Si no se ponen más denuncias, insisten, es por el miedo a represalias o conflictos en las circunstancias actuales. El pasado 10 de enero, una mujer fue detenida por una reyerta entre dos matrimonios que ocupan viviendas, tras lo cual hubo una manifestación de los vecinos para exigir más seguridad.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios