Provincia

Un juzgado absuelve a los 15 acusados de agredir a unos bomberos en Écija por prescripción del delito

  • El juicio se iba a celebrar este martes, diez años y 29 días después de producirse los hechos

Captura del vídeo donde se observa la agresión. Captura del vídeo donde se observa la agresión.

Captura del vídeo donde se observa la agresión.

Comentarios 5

El juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla ha absuelto, al haber prescrito el delito, a los quince vecinos de Écija detenidos en el año 2008 por agredir a los bomberos que acudieron a sofocar un incendio en el que murieron seis personas.

El juicio se iba a celebrar hoy, diez años y 29 días después de producirse los hechos, aunque el juez ha informado a las partes de que el proceso había prescrito, al no haberse realizado actuación alguna desde el año 2011.

Por ello, la prescripción, que en este caso era a los cinco años, se produjo en 2016 y hoy se ha comunicado a las partes, según ha explicado a Efe el abogado de los acusados, Fernando Osuna.

Como la última actuación judicial en este caso fue un auto dictado en 2011 y desde entonces no ha habido trámite alguno, finalmente el juez ha considerado que no se podía celebrar el juicio.

La Fiscalía de Sevilla pedía más de dos años de prisión y 2.400 euros de multa para los acusados, detenidos el 20 de abril de 2008 tras agredir a los bomberos que acudieron a sofocar las llamas.

Osuna ha añadido que, esta mañana, cuando llegaron a los juzgados, se dieron cuenta de que uno de los 15 acusados no se había presentado al proceso, con lo que inicialmente se planteó la suspensión, aunque finalmente ha quedado resuelto por prescripción a favor de los acusados.

A los acusados se les imputaban los delitos de atentado contra agentes de la autoridad -ya que los bomberos gozan de esta condición cuando se encuentran realizando su trabajo- de desórdenes públicos y de daños.

En algunos casos tenían antecedentes policiales por tráfico de drogas, robos, amenazas y coacciones y se les intervinieron drogas y armas blancas en el momento de la detención.

La agresión se produjo cuando los cadáveres de los seis fallecidos en el incendio de su casa eran sacados del domicilio, momento en el que medio centenar de vecinos arremetieron contra el camión de bomberos, ya que les reprochaban que habían tardado mucho en llegar.

El abogado había planteado una defensa basada en que los vecinos "se vieron dominados por la rabia, la pena y el dolor, al ver como sus vecinos ardían con su casa sin poder escapar a causa de las verjas que cubrían las ventanas, por lo que perdieron el control, alzándose contra los bomberos, que no pudieron hacer nada por la vida de estas personas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios