Provincia

El accidente de Osuna está entre los diez más graves desde 2010

  • Las tres víctimas mortales eran un matrimonio anciano y su hijo residentes en la pedanía de El Campillo, que pertenece a La Luisiana

  • Se dirigían a ver a un familiar hospitalizado en Osuna

Un accidente mortal en la N-IV, a la altura de Los Palacios, en una imagen de archivo. Un accidente mortal en la N-IV, a la altura de Los Palacios, en una imagen de archivo.

Un accidente mortal en la N-IV, a la altura de Los Palacios, en una imagen de archivo. / José Ángel García

El trágico accidente que se registró en la tarde de este jueves en la carretera A-351 que une los municipios de Osuna y Écija y en el que fallecieron tres personas de una misma familia al salirse de la vía el vehículo en el que viajaban, se encuentra entre los diez más graves que se han producido en la provincia de Sevilla desde 2010.

Este jueves, día 6 de diciembre, minutos antes de 17:00 horas, testigos alertaron al Servicio Coordinado de Emergencias 112 de Andalucía de la salida de vía de un vehículo en el kilómetro 24,6 de la carretera que comunica Osuna y Écija, dentro del término municipal del primero de estos pueblos.

Los tres ocupantes del turismo y fallecidos en el instante eran vecinos de la pedanía de El Campillo, del municipio de La Luisiana (Sevilla). En concreto, Francisco Naranjo Hans, ex concejal del municipio de La Luisiana y que este sábado cumplía 60 años; su padre, de 84 años; y su madre, de 79, quienes se dirigían este jueves a visitar a un familiar al Hospital de Osuna, según ha informado a Europa Press el alcalde de La Luisiana, Emilio José Gordillo.

Este accidente supone uno de los diez sucesos más graves registrados en las carreteras sevillanas desde el 2010, con tres o más víctimas mortales, según los datos recopilados por Europa Press.

Así, en el mes de julio de 2010 un accidente en la carretera A-360, que une el municipio de Morón de la Frontera con la capital andaluza se saldó con tres fallecidos tras el choque frontal entre dos turismos, perdiendo la vida los tres ocupantes de uno de ellos, todos ellos mayores de 60 años.

El mismo año 2010, el 2 de noviembre, la A-4, a su paso por Écija, registraba otro accidente con tres muertes, en esta ocasión, un niño de ocho años de edad y sus abuelos, que residían en la localidad onubense de Aljaraque. Un accidente, que según informó entonces la Guardia Civil, pudo haberse producido tras intentar esquivar el turismo implicado a un pero que en ese momento cruzaba la vía. 

De los accidentes más graves desde 2010 fue el registrado el 4 de mayo de 2011 en la carretera A-8002 que une las localidades de Alcalá del Río y Burguillos, en el que fallecieron cuatro personas tras una colisión frontal entre dos vehículos. Las víctimas fueron una mujer nacida en 1969, su hijo de 21 años de edad y dos vecinos, todos ellos naturales de Burguillos.

Poco más de 20 días después, en el kilómetro 16 de la AP-4, a su paso por Dos Hermanas, se producían dos accidentes simultáneos y relacionados que provocaron la muerte de tres personas. Ambos tuvieron su origen en un turismo que circulaba en sentido contrario por la citada carretera, lo que provocó la colisión frontal con un camión y, posteriormente, la colisión por alcance de otros dos vehículos.

Como consecuencia del primer accidente, el conductor -un vecino de Los Palacios y Villafranca- del vehículo, que salió ardiendo, falleció en el instante, mientras que el ocupante del camión resultó ileso. Acto seguido y como reacción al primer choque, un vehículo todoterreno paró en la carretera, pero un turismo que venía justo detrás no pudo evitar colisionar con él, provocando que el todoterreno se saliera de la calzada y volcara, falleciendo el ganadero Luis Núñez Moreno de Guerra, de 70 años de edad y propietario de la ganadería 'Los Derramaderos', y su hijo Luis Núñez Núñez, de 37 años.

El año 2011 fue negro, sobre todo en los meses de primavera y verano, y la N-IV era protagonista de otro nuevo accidente, en el que se vieron implicados hasta tres vehículos. Tres fueron las víctimas, una de ellos menor de edad, del accidente registrado el 31 de julio en el punto kilométrico 565,700 de la N-IV, en la proximidad de la venta Los Frailes de Los Palacios y Villafranca, de donde eran vecinos.

El 31 de agosto dos mujeres de origen marroquí y un hombre de Las Cabezas perdieron la vida al chocar el vehículo en el que viajaban por la carretera A-371, que une Villamartín (Cádiz) con el municipio sevillano de Las Cabezas, contra un talud tras salirse de la vía.

Tan sólo cuatro días después, el tramo de la A-364 que atraviesa el municipio de Marchena, que entonces vivía sus días de feria, registró un choque frontal entre un turismo y un camión. Las consecuencias fueron dramáticas, un matrimonio joven, que vivía en Úbeda (Jaén) aunque la mujer era de la localidad sevillana, y su bebé, de menos de un año, murieron.

En el mes de octubre otra vez la N-IV, en este caso en Utrera, era protagonista de un accidente con cuatro fallecidos, la última, una joven de 24 años tras permanecer unas horas en el Hospital Virgen del Rocío. Una colisión frontal entre un turismo y un camión en el kilómetro 588,7 de esta vía provocó la muerte prácticamente de tres personas. Todas las víctimas eran ocupantes del turismo.

Ya en el año 2014, también perdieron la vida cuatro personas en un accidente múltiple en el mes de agosto en el tramo de la autovía A-66 correspondiente al municipio sevillano de El Ronquillo. Murieron dos personas de nacionalidad portuguesa y un matrimonio de Badajoz.

El último episodio con tres o más víctimas mortales en Sevilla desde 2010, y antes del registrado este pasado jueves en Osuna, tuvo lugar el 4 de julio de 2016, cuando tres chicas jóvenes -menores de 25 años- de la capital andaluza ocupantes del mismo vehículo se dejaron la vida en un choque frontal en la carretera N-IV, a la altura de Lebrija. 

Desde el mes de enero y hasta el pasado día 28 de octubre de 2018 se han producido en las carreteras convencionales de la provincia de Sevilla un total de 29 accidentes mortales en los que han perdido la vida 30 personas, según datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Durante el pasado año 2017 fueron 31 los accidentes mortales producidos en vías interurbanas de la provincia de Sevilla, con un total de 35 víctimas.

¿Te interesaría recibir en tu correo las claves del día? Suscríbete a nuestra 'newsletter' y empezarás a recibirla cada mañana a primera hora

* indicates required

Privacidad *

Al suscribirme a la Newsletter confirmo que he leído la Política de Privacidad y la Política de Cookies y doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con fines informativos y comerciales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios