Provincia

Un cadáver que apareció en Cádiz hace un mes es el del guardia civil desaparecido en Utrera

  • Las pruebas de ADN certifican que el cuerpo es el de José Manuel Ramos Romero, en paradero desconocido desde el 20 de enero.

Operarios de la funeraria se llevan el cadáver. Operarios de la funeraria se llevan el cadáver.

Operarios de la funeraria se llevan el cadáver. / Joaquín Pino

Un cadáver que apareció el pasado 10 de febrero en el baluarte de San Roque de Cádiz es el del guardia civil de Utrera, José Manuel Ramos Romero, de 49 años y que estaba casado y con dos hijos de 24 y 17 años.

Fuentes de toda solvencia acaban de confirmar a este diario que las pruebas de ADN han corroborado lo que ya se intuía desde la mañana. La familia, que el pasado día 21 de enero presentó una denuncia ante la ausencia de José Manuel, ya ha sido informada del fatal desenlace.

El guardia civiil desapareció de su casa el pasado 20 de enero portando, según parece, dos armas, la suya oficial y otra pistola. Las cámaras de seguridad de la estación de trenes lo grabó cogiendo un tren en dirección a Cádiz, donde se le perdió la pista.

Dos estudiantes del IES Columela encontraron el cadáver entre los bloques del baluarte de San Roque, que se encontraba mutilado y en avanzado estado de descomposición, por lo que su identificación ha resultado muy complicada.

El cuartel de la Guardia Civil de Utrera, donde prestaba servicio, ya luce crespones negros en memoria de su compañero fallecido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios