Provincia

En busca de la autosuficiencia energética de los ayuntamientos

  • La Diputación sacará subvenciones para elaborar proyectos de eficiencia en estos edificios públicos 

  • El programa se enmarca dentro de las nuevas directivas europeas sobre la materia 

Placas de energía solar, en un edificio público. Placas de energía solar, en un edificio público.

Placas de energía solar, en un edificio público. / D. S.

La Diputación Provincial de Sevilla tiene previsto lanzar antes de que acabe este año una línea de subvenciones, dotada con 375.000 euros, para la redacción de proyectos de eficiencia energética en sedes de los ayuntamientos, con el objetivo de que estos edificios públicos, como otros, se vayan adaptando a las directrices europeas en este aspecto, que empezarán a exigirse a partir de 2020. 

En concreto, las administraciones están obligadas a minimizar la demanda de energía en inmuebles de su propiedad y a maximizar su producción en forma de renovables, para que sean lo más autosuficientes posible.  

El programa irá destinado a municipios con menos de 20.000 habitantes de la provincia. Estas ayudas tendrán continuación el año que viene, con otros 375.000 euros. 

En 2020, se sacará una convocatoria adicional para ejecución de las obras, con cofinanciación municipal. Mientras, el presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, subraya que seguirá insistiendo al Gobierno central para que las inversiones que se hacen con el superávit (conocidas como inversiones financieramente sostenibles) puedan llegar al programa. 

A la espera de lo que se especifique en las bases, que aún tienen que aprobarse, el objetivo es que, como otros edificios públicos, las casas consistoriales sean cada vez más eficientes y autónomas. Además de los beneficios ambientales, conllevará ahorro de energía y de la factura aparejada, de hasta el 50%. 

El trabajo que queda por hacer todavía es mucho, porque bastantes de estas casas consistoriales que habría que adaptar tienen más de medio siglo. Aún así, los técnicos destacan también el hecho de que se trate de edificios públicos que sólo se utilizan en horario de mañana y sin grandes gastos en agua caliente, como ocurre en una vivienda por ejemplo. Ello ayuda a acercarse a ese "consumo energético casi nulo" que se persigue. 

"En un ayuntamiento nuevo, por ejemplo, que tuviera una zona anexa con tres o cuatro plazas de aparcamiento se podría habilitar una zona para recargar por las tardes los coches eléctricos del parque municipal y, por la mañana, la estructura que da sombra a ese parking puede estar produciendo energía para la red general con destino a oficinas municipales situadas a unos metros", citan desde la Diputación.  

La Diputación trabajará también en los próximos años para acceder a otras ayudas europeas con estos objetivos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios