Provincia

Los ayuntamientos acorralan a los morosos con embargos salariales

  • Los consistorios sevillanos aumentan un 431% sus ingresos al bloquear devoluciones de la renta y un 107% mediante retenciones de nóminas · El 95% de los contribuyentes pagan en el periodo voluntario

Comentarios 2

Los ciudadanos que residen en los municipios de la provincia de Sevilla son, por lo general, cumplidores a la hora de abonar los impuestos y tasas municipales. En el último ejercicio cerrado, el del año 2007, alrededor del 95% de los recibos que se emitieron por distintos coceptos tributarios (IBI rústico, urbano, impuestos por obras o construcción, vados, impuesto de vehículos, o el IAE, en el caso de las empresas, entre otros) se pagaron durante el primer plazo o el periodo voluntario para hacerlo, según el balance del Organismo Provincial de Asesoramiento Económico y Fiscal, el Opaef, la agencia pública de la Diputación a la que tienen cedida la gestión de tasas el grueso de los ayuntamientos.

No obstante, los convenios con otros organismos del Estado y el intercambio de información con la Agencia Tributaria, la Tesorería General de la Seguridad Social, el Instituto Nacional de Estadística y la Dirección General de Tráfico, están permitiendo además que se den pasos de gigante en el cobro en ejecutiva, aquel en el que se debe recurrir apremios y recargos y, en última instancia, al embargo de cuentas o bienes porque el contribuyente intenta eludir sus obligaciones fiscales.

Los datos son reveladores. Los ingresos por embargo de devoluciones de la declaracion de la renta se incrementaron el año pasado en un 431% con respecto a 2006, cuando el Opaef implantó por primera vez esta posibilidad gracias a un acuerdo con la Agencia Estatatal de la Administración Tributaria. En concreto, los ayuntamientos lograron cobrar en última instancia del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) 1.249.088 euros, frente a los algo más de 235.000 euros del año anterior, el primero que se puso en marcha el dispositivo.

También fue significativo el aumento de los ingresos por embargos de salarios de los contribuyentes impagadores, que se duplicó. En concreto, se incrementó en un 107,17% al pasar de 294.484 euros en 2006 a más de 610.000 en 2007. No obstante, en términos absolutos el embargo de cuentas corrientes sigue siendo el que aporta más ingresos, hasta 12.115.408 euros en el ejercicio pasado, que, pese a tratarse de una cifra importante, supone un 5,57% más de lo que se recaudó de esta forma en 2006.

Hay que tener en cuenta que estas cifras no se corresponden sólo con lo que se cobra a particulares o procede de recibos pequeños de un año concreto, sino que también incluye a las empresas. Su ámbito, además, comprende años anteriores, puesto que el proceso de apremios y avisos suele ser administrativamente largo. El embargo es el último paso. El Opaef gestiona distintas tasas e impuestos en la mayoría de los municipios de la provincia, con la salvedad de la capital, Alcalá de Guadaíra, Mairena del Aljarafe y Guillena.

Con todo, los vecinos morosos tienden a ser cada vez más una minoría. Según el mismo balance, los recibos que se pagaron el año pasado en el periodo voluntario (casi 1,7 millones) fueron un 7,79% más que al año anterior. Su traslación en ingresos fue todavía más significativa, ya que supusieron un 10,56% más: alrededor de 165,5 millones de euros para los ayuntamientos.

Por contra, los recibos que se pagaron en el periodo ejecutivo cayeron casi en el mismo porcentaje y se quedaron en poco más de 303.000, aunque aumentó en un un 15% su recaudación, hasta la nada desdeñable cifra de más de 42 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios