Provincia

El curioso hallazgo acontecido durante la restauración de la Cilla del Cabildo de Osuna

  • Finaliza la restauración de este edificio que era propiedad de los capitulares de la Catedral de Sevilla donde se almacenaba aceite

La Cilla del Cabildo de Osuna tras la restauración. La Cilla del Cabildo de Osuna tras la restauración.

La Cilla del Cabildo de Osuna tras la restauración. / M. G.

La Archidiócesis de Sevilla ha concluido hace apenas unas jornadas la restauración de la Cilla del Cabildo de la localidad de Osuna. Se trata de una edificio realizado en 1773 -según fecha que aparece en la propia fachada- en el que la Catedral de Sevilla almacenaba el aceite para prender las luminarias del Templo Metropolitano y grano. Tras perder esta función, es utilizado por la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción.Estas obras, cuyo presupuesto ha sido de 593.015,68 euros y financiada por la Archidiócesis de Sevilla y la parroquia, comenzaron el 5 de septiembre de 2019 y han sido dirigidas por el arquitecto Miguel Ángel López.

Durante las obras, que han devuelto todo el esplendor al edificio, que cuenta con una vistosa y trabajada fachada en la que destaca el escudo del Cabildo, se ha descubierto una almona en el sótano. Hasta este momento no se tenía constancia de su existencia, pero el arquitecto razona su posible utilidad: "Suponemos que con los restos del aceite fabricarían jabón. Es de dimensiones pequeñas, un par de metros cúbicos. La cilla estuvo en uso hasta bien entrado el siglo XIX y la almona puede ser de esa época". 

La almona hallada durante la restauración de la Cilla del Cabildo de Osuna. La almona hallada durante la restauración de la Cilla del Cabildo de Osuna.

La almona hallada durante la restauración de la Cilla del Cabildo de Osuna. / M. G.

Precisamente, en los sótanos aún se conservan las tinajas en las que se almacenaba el aceite. El proyecto contemplaba hacer un espacio expositivo en este lugar, pero se ha quedado pendiente al acabarse el presupuesto como consecuencia de la crisis provocada por el Covid-19.

La cilla del Cabildo de Osuna debe su traza al arquitecto Ambrosio de Figueroa. Al menos así lo estima el arquitecto que ha llevado a cabo la restauración. La fachada se debe a Alonso Ruiz de Florindo. "La traza de la planta tiene vocación catedralicia. Está muy bien razonada. Se deba a un arquitecto de prestigio. La fachada sí es de Ruiz Florindo", explica Miguel Ángel López.

Las marcas de los canteros en los sillares. Las marcas de los canteros en los sillares.

Las marcas de los canteros en los sillares. / M. G.

La calidad del corte de la piedra es excelente, lo que lleva a pensar que en la construcción intervinieron varios maestros de la Catedral. "Existen muchas marcas de canteros, sobre todo en la parte baja", señala el arquitecto.

Las obras no se han podido finalizar del todo al verse la Archidiócesis obligada a dar por concluidas sus aportaciones al perder los ingresos de la Catedral por el cierre turístico. Pese a ello, se ha podido acabar lo más importante y la restauración puramente estructural está hecha. "Quedan por hacer los sótanos y una de la dos naves. Se ha hecho lo más costoso y se terminado la fachada, que cuenta con un pórtico espectacular"

Detalle del escudo de la fachada. Detalle del escudo de la fachada.

Detalle del escudo de la fachada. / M. G.

La recuperación dela fachada

La fachada se levanta en dos cuerpos de altura, organizándose su composición a través de pilastras de orden gigante que se decoran mediante placas talladas con motivos geométricos. Entre estas pilastras se despliegan gruesos baquetones de piedra que, a modo de marco, envuelven de modo unitario a los dos balcones.

Centrada en la fachada se encuentra la portada, también en dos cuerpos de altura. El primer cuerpo queda configurado por un par de columnas corintias de fuste tallado que apoyan en pedestales de perfil curvo y que enmarcan el acceso al interior, envuelto por un bocetón. De forma similar, un bocetón delimita el segundo cuerpo, cuyo elemento central es el emblema de la Archidiócesis de Sevilla: la Giralda con las imágenes de las santas Justa y Rufina.

Restauración y recolocación de los abultados. Restauración y  recolocación de los abultados.

Restauración y recolocación de los abultados. / M. G.

De esta fachada barroca destaca el uso audaz de las molduras de bocelón. Igualmente, llama la atención el giro en planta del pedestal de las columnas, lo que supone una novedad constructiva que evidencia la evolución artística de Florindo, que en origen era albañil. Esa sutil modificación rompe el plano de fachada.

Los restos del dorado dela fachada. Los restos del dorado dela fachada.

Los restos del dorado dela fachada. / M. G.

Ha sido la parte parte más vistosa de la restauración debido a su gran belleza. Se han reintegrado algunos de los elementos que se habían desprendido a lo largo de los años y que estaban almacenados. Se ha sustituido uno de los sillares completos al haberse perdido y se han reintegrado todos los abultados que se habían caído con mortero de cal. También se han reconstruido los elementos que se sabían como eran. Durante la intervención han salido a luz algunas zonas que estaban doradas con pan de oro. Se han conservado esos restos aunque no se aprecian desde el suelo.

En las obras, adjudicadas a la empresa ursaonense SANOR Restaura, S.L, se han acometido las actuaciones necesarias para subsanar el alto grado de descomposición de los sillares de la nave suroeste -principalmente en las pilastras centrales- debido a la arenización. También se han trarado los problemas de eflorescencias del sótano de la nave de Jesús, causados por un proceso continuado de filtración de humedad por capilaridad. 

El patio de los contrafuertes. El patio de los contrafuertes.

El patio de los contrafuertes. / M. G.

Jornadas de puertas abiertas

Para celebrar el fin de la restauración y dar a conocer tanto el resultado, la Parroquia Ntra. Sra. de la Asunción ha organizado unas Jornadas de Puertas Abiertas a la Cilla de Osuna para los días 16, 17 y 18 de diciembre, de once de la mañana a una de la tarde.

Las jornadas, a la que está previsto que acudan representantes eclesiales y de la corporación municipal de Osuna, se completan con una campaña de recogida de fondos "para sufragar los gastos de la obra y del material de equipamiento del edificio". No en vano, como reconoce el párroco de la Asunción, Antonio Jesús R. Báez, no se han podido completar todas las obras contenidas en el proyecto, redactado por el arquitecto Miguel Ángel López, pero sí se han terminado aquellas más importantes que afectaban a la fachada, tejados, cimientos y estructuras.

Una de las naves restaurada. Una de las naves restaurada.

Una de las naves restaurada. / M. G.

Estos donativos pueden realizarte por Bizum, transferencia bancaria, con una cuota parroquial, a través de la web donoamiiglesia o de forma presencial en el templo.

Báez ha asegurado que esta restauración es una "buena noticia para Osuna y su gran patrimonio artístico", a la vez que ha agradecido el esfuerzo realizado por el Arzobispado de Sevilla y los fieles de la parroquia que han sufragado los gastos de las obras de este emblemático edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios