Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Morón de la frontera

Un espacio protegido para la Sierra Sur

  • La iniciativa para declarar Paisaje Protegido el Alto Guadaíra toma impulso y podría llegar en la primavera de 2018

  • El marchamo abriría nuevas posibilidades de desarrollo en la zona

Entre las aulas de extensión universitaria que la Hispalense impulsó en los años 90 para abrir la actividad académica a la sociedad, hay una especialmente activa y que se ha consolidado como referente: el Aula Miguel Cala Sánchez, en Morón de la Frontera, cuya pujanza se ha plasmado en numerosos actos e investigaciones sobre patrimonio, historia y cultura locales. Y uno de sus empeños ha sido, desde el principio, impulsar el entorno rural del cauce alto del río Guadaíra, en buen estado de conservación y en donde los usos de la agricultura y la ganadería se siguen integrando con un paisaje característico, pero poco valorado y que tiende a la despoblación y al abandono por la falta de relevo generacional.

La iniciativa podría dar en breve un salto definitivo, porque hay un compromiso expreso de la Consejería de Medio Ambiente -el director general Javier Madrid lo comunicó hace un año en un acto público en Morón sobre el asunto- para que el Alto Guadaíra sea declarado Paisaje Protegido en el horizonte de la primavera de 2018. Esta figura, a diferencia de otras, implica la conservación de un enclave ya transformado, en este caso por la agricultura y la ganadería, que le confieren carácter pero que se han integrado en el paisaje, que mantiene su equilibrio. Previamente, y con fondos de la Diputación, se celebrarán unas jornadas en las que se abordarán la propuesta y el modelo de gestión y lo que puede aportar este marchamo. Entre las personas implicadas está Fernando Díaz del Olmo, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Sevilla y discípulo de los fundadores del Parque Nacional de Doñana, junto a Juan Pablo Morilla, director académico del aula universitaria Miguel Cala Sánchez.

La declaración de Paisaje Protegido corresponde al Consejo de Gobierno de la Junta y se hace por decreto. Sólo otros dos enclaves en Andalucía lo son ahora: el Corredor Verde del Guadiamar y la Cuenca Alta del Odiel, aunque llegaron tras complejos procesos de restauración ambiental en zonas fluviales y suelos públicos. En el Alto Guadaíra, la figura de paisaje rural protegido abarcaría unas 16 hectáreas, el 95% están en manos de propietarios privados con los que, según Del Olmo, se ha contactado y están abiertos a la propuesta que supone mantener lo que hay, con sus características rurales. El 80% del espacio señalado es término de Morón, con una pequeña parte de Coripe y Puerto Serrano.

Vereda de Morón-Puerto Serrano Vereda de Morón-Puerto Serrano

Vereda de Morón-Puerto Serrano

Se trataría del primer espacio protegido en la Sierra Sur de Sevilla y en zona de Campiña, con el sello de calidad que supone para cualquier actividad, como turismo rural o productos agroalimentarios. Sus impulsores están convencidos de que será un revulsivo que puede mejorar la calidad de vida de la zona, valorizar sus productos y abrir la puerta a nuevos recursos turísticos de bajo impacto, educativos y científicos, multiplicando las posibilidades de uso de fondos de desarrollo rural. Según encuestas que se han realizado de cara al proyecto, lo único que parece preocupar a propietarios y agricultores es el aumento de la burocracia, pero no tiene que ser un problema si el futuro plan de gestión (en el que se deben recoger las orientaciones sobre los usos y aprovechamiento de la zona ya protegida) se hace pegado al territorio, con los agricultores y ganaderos, y se gestiona desde lo local, destaca Del Olmo.

En cuanto a las características de este futuro Paisaje Protegido, hay un significativo párrafo de la publicación Interpretar el Alto Guadaíra (editado por el aula Miguel Cala Sánchez en 2016) que lo retrata: "La agricultura tradicional, siendo la actividad que históricamente más ha transformado los sistemas naturales, forja en la Cuenca Alta del río Guadaíra usos y hábitats integrados en el paisaje, preservando ejemplos significativos del patrimonio mediterráneo sobre campiñas altas onduladas y serranías: vegas y pastizales espaciados por densos setos, que se extienden a olivares en la ladera, padrones de horizontes de vieja tradición; majadales de alta diversidad generados por la acción del pastoreo; o sus dehesas, ecosistemas pastorales formados a partir del bosque primigenio, de los que aún como relictos perviven extensos acebuchales en cerradas breñas; paisajes de colorean de dorado o glauco los caracterizados tarajales guadairenses".

Ha sido promovida por el aula de extensión universitaria Miguel Cala Sánchez

En la zona hay un número importante de ganaderías equinas y bovinas de carne y lidia, con la oportunidad de crear la marca agropecuaria Guadaíra, apuntan como línea de actuación. Son característicos además el olivar de ladera y las zonas adehesadas. El camino natural de Morón a Coripe y Pozo Amargo (que transcurre por una zona de importante valor patrimonial, ecológico y paisajístico) podría integrarse en la red de itinerarios naturales, conectando con la Vía Verde Olvera-Coripe. En torno al cauce del Guadaíra -la figura de protección es aguas arriba de donde se llevó a cabo el proceso de restauración-, y otros arroyos cercanos hay una importante colonia de aves rapaces.

El área abarca además puntos de interés etnográfico, como salinas, y las caleras, cuyo museo fue reconocido en el Registro de Buenas Prácticas del Patrimonio Cultural Inmaterial Intangible de la Unesco. El espacio de Paisaje Protegido incluiría además la Sierra de Morón, lo que ha provocado cierto debate entre los que están exigiendo el fin de la actividad extractiva para apoyar esa declaración. "Es una servidumbre que tiene este territorio", admite Del Olmo, pero algún día se acabará y la figura de protección estará ahí, apunta, convencido de las ventajas de que este paisaje del Alto Guadaíra se proteja, en todos los sentidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios