Provincia

Una joya barroca recuperada

  • La restauración de Los Descalzos, dirigida por el arquitecto Fernando Mendoza, recibe un premio Europa Nostra

Comentarios 10

5

Distinción para la considerada como "joya de la corona" de las intervenciones llevadas a cabo gracias al programa Andalucía Barroca. La Unión Europea ha concedido uno de sus prestigiosos premios Europa Nostra al proyecto de rehabilitación integral de la iglesia de los Descalzos de Écija, una obra que ya atesora varios galardones, como el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2010.

Pese a ser uno de los interiores barrocos más importantes de la provincia de Sevilla, la iglesia de la Limpia Concepción de Nuestra Señora (Los Descalzos) ha permanecido cerrada durante 30 años, dejando patente el abandono que ha sufrido el patrimonio hispalense en las últimas décadas. La intervención, que se inició en 2006 y se inaugurará en breve, ha costado cinco millones de euros, sufragados en su totalidad por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

El director del proyecto es Fernando Mendoza, el reconocido arquitecto experto en intervenciones patrimoniales que también comandó la más que elogiada restauración de la Iglesia del Salvador de Sevilla y que actualmente está embarcado en el proyecto de restauración del también templo barroco sevillano de San Luis de los Franceses.

"Ha sido una restauración integral en la que han trabajado numerosos profesionales. La iglesia se encontraba en un estado deplorable", afirma Mendoza. Estructuralmente había problemas con la cimentación, grietas en los muros, cubiertas en pésimo estado, la solería destrozada... Las obras han puesto punto final a una situación que amenazaba con arruinar definitivamente la iglesia. Además, paralelamente se ha restaurado la valiosa colección de bienes muebles del templo, cuya construcción se inició en 1601. Su impresionante colección de pequeños retablos de capillas, el retablo mayor, la "excepcional" carpintería mudéjar, la rejería y las celosías de madera o el ajuar litúrgico han sido sometidos a una intensa terapia por especialistas más que experimentados.

Como se indica en la prestigiosa guía Michelín, "Su sobrio exterior, un perfecto ejemplo del arte barroco local, no permite sospechar la exuberancia que reina en el interior. Bellas yeserías recubren las bóvedas, la cúpula del crucero y los muros desde el arranque de los arcos".

Junto a la iglesia de los Descalzos de Écija, sólo otros dos proyectos españoles han conseguido un premio Europa Nostra: el teatro romano de Cartagena y el Real Sitio de San Idelfonso. En total son 29 proyectos de 15 países del viejo continente. "Estamos más que satisfechos con el premio, ya que reconoce la excelencia en el trabajo", reconoce Fernando Mendoza. Para que se entienda, los Europa Nostra son algo así como como los Nobel del patrimonio y la restauración. Durante una gala que se celebrará en Estambul el próximo 10 de junio se dará a conocer el llamado Gran Premio. Es decir, se elige uno de los proyectos.

El templo debe su nombre a los padres Carmelitas Descalzos, que fueron sus primeros propietarios. Abandonada la iglesia y el convento por los religiosos durante la exclaustración, volvieron a ocuparla en 1910. Una pequeña parte del monasterio pasó a poder de los frailes, el resto quedó al servicio de un Asilo de ancianos, según se informa en ecijaweb.

La construcción del templo se inició hacia 1601. En 1612 un rayo destruyó parte del edificio. Durante el gran siglo del barroco ecijano se amplió el convento, se realizó la portada de la iglesia y se inició la decoración del templo. Al finalizar este siglo, la iglesia había sufrido numerosas transformaciones quedando convertida en una excepcional joya barroca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios