L La nueva red de transporte público de Sevilla

Unos 16 millones de viajeros usarán al año los tranvías metropolitanos

  • El del Aljarafe recorrerá ocho pueblos y desplazará a 8 millones de personas, seguido del de Alcalá de Guadaíra, con 5 millones, y Dos Hermanas, con 3 · Parte de los trazados siguen pendientes de concreción

Comentarios 17

La puesta en servicio de manera parcial de la Línea 1 del Metro de Sevilla a lo largo del próximo otoño, en una fecha aún por determinar, será un momento anhelado desde hace décadas por la ciudad, pero también un punto de inflexión en el proceso de construcción de un sistema de transporte sostenible que está llamado a ampliarse en los años venideros a través de las líneas 2, 3 y 4 y de las conexiones tranviarias entre aquélla y los municipios de la corona metropolitana.

Sobre el mapa de la provincia hay trazada una línea por la que circularán los vagones de metros y tranvías y que marcará el futuro para una población superior al millón de habitantes, si bien la Junta de Andalucía y varios de los ayuntamientos implicados están negociando aún la ubicación de algunas de las vías y futuras estaciones.

La previsión es que la Línea 1, desde Mairena a Montequinto, tenga una demanda anual de 15 millones de viajeros cuando esté finalizada en su totalidad. Este año se abrirán 18 de las 22 estaciones ya que quedan pendientes de finalización las últimas cuatro, en el término municipal de Dos Hermanas. Esa cifra de viajeros se ampliará hasta una horquilla de entre 18 y 20 millones de personas en torno a 2012, según los cálculos de la Consejería de Obras Públicas y Transportes, una vez que el servicio se consolide entre los sevillanos como alternativa eficaz para desplazarse por la ciudad.

Pero a esas estimaciones hay que añadir las establecidas para las tres prolongaciones tranviarias de la Línea 1 del Metro de Sevilla, que se sitúan en torno a 16 millones de personas. El servicio que más demanda tendrá, con ocho millones de viajeros, será el del Aljarafe, que cruzará los términos municipales de ocho localidades: Tomares, Castilleja de la Cuesta, Gines, Valencina, Palomares del Río, Bormujos, Coria del Río y Salteras.

A esta relación hay sumar Mairena del Aljarafe y San Juan de Aznalfarache, que asumirán el privilegiado papel de nudos de enlace gracias a que dos de las cuatro estaciones de la Línea 1 situadas en su espacio (la de cabecera de Mairena y la del Barrio Bajo sanjuanero) conectarán con el tranvía, pero también con líneas de autobuses y carriles para bicicleta.

Por número de viajeros, el segundo tranvía en importancia será el de Alcalá de Guadaíra con 5 millones pasajeros potenciales al año, 12 kilómetros de vías, 10 estaciones y 98 millones de euros de inversión, en tanto que el de Dos Hermanas transportará a unos 3 millones personas en sus cinco kilómetros de longitud, con seis estaciones y una inversión de 36 millones de euros. En conjunto, la cifra de viajeros estimada para el conjunto de la red de tranvías y metros de Sevilla es de 36 millones de personas.

Los proyectos de Alcalá y Dos Hermanas están ya en fase de construcción, aunque menos precisión existe sobre los plazos de ejecución del tranvía aljarafeño. En diciembre de 2006 se licitó la redacción de los proyectos de construcción de los cuatro tramos de esta obra (Coria-Mairena, Mairena-Bormujos, Bormujos-San Juan de Aznalfarache y Bormujos-Valencina), pero desde la Consejería se opta por la prudencia al hablar de una fecha para la puesta en servicio.

Hace un mes, la titular de este departamento, Mar Moreno, afirmó en su primera comparencia ante el Parlamento que los tranvías de Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra entrarían totalmente en funcionamiento antes de 2012. Sobre las líneas 2, 3 y 4 sostuvo que antes de ese año estarán concluidos su "proyectos constructivos", sin precisar cuál será la contribución del Gobierno de la nación para financiar las líneas pendientes, y que el tranvía del Aljarafe estaría en "avanzado estado de ejecución", pero evitó ofrecer detalles sobre la situación de cada tramo.

Uno de los principales problemas con los que se topa el tranvía del Aljarafe es la falta de espacios libres entre dos municipios clave para la red: Bormujos y Gines. La dispersión de sus núcleos urbanos y la falta de previsión para dejar zonas libres son los principales retos con los que se están encontrando la Junta de Andalucía y los dos ayuntamientos para llevar el tranvía a ambos municipios.

El problema es de solución compleja e implica, como se apunta desde el cercano Ayuntamiento de Valencina, que las conexiones con las localidades del entorno estén pendientes de definición.

Según el delegado de Tráfico y Urbanismo valencinero, Antonio Miguel Marín, la previsión de su Ayuntamiento y de la Junta es dejar libre una plataforma para el tranvía en paralelo a la carretera que conecta la localidad con Gines, pero el problema se concentra unos kilómetros antes, entre Bormujos y Gines.

Desde el departamento de Moreno se resta trascendencia a estos problemas y se asegura que mientras el tramo entre la estación inicial de Mairena y el hospital concertado de Bormujos del Sagrado Corazón está ya en marcha, el resto de la obra se encuentra pendiente de licitación del proyecto.

La situación de aislamiento es trasladable a la vecina Salteras, donde está previsto que el tranvía conecte con el tren de cercanías del Aljarafe norte, una infraestructura incomprensiblemente abandonada desde hace años, que se mantiene en buen estado de conservación y cuyo paso por Camas hasta llegar a Sevilla puede desahogar a esa parte de la comarca del tráfico de vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios