Provincia

Una mujer apuñala a un hombre en una casa ocupada de Brenes

  • La víctima es un ciudadano argelino de 25 años que tiene el torso y el abdomen lleno de heridas

  • La agresora, española de 28, ha sido detenida y está hospitalizada bajo custodia de la Guardia Civil

  • En la vivienda había un niño de seis años, hijo de la presunta autora de las lesiones

La víctima sufrió numerosos cortes en el torso y en el abdomen. La víctima sufrió numerosos cortes en el torso y en el abdomen.

La víctima sufrió numerosos cortes en el torso y en el abdomen. / M.G.

Comentarios 4

Una mujer apuñaló este sábado a un hombre en una casa ocupada de Brenes. La víctima, un ciudadano argelino de 25 años, sufre numerosos cortes en el torso y en el abdomen, mientras que la presunta agresora, de 28 años y nacionalidad española, se autolesionó y se encuentra ingresada bajo custodia de la Guardia Civil en el Hospital Virgen Macarena. Está detenida y, en el momento que reciba el alta médica, será trasladada a los calabozos.

Los hechos ocurrieron sobre las tres de la tarde de ayer en la barriada de San Sebastián de Brenes. La Policía Local de este municipio acudió a un aviso de un ciudadano que alertaba de que salía humo de una vivienda y podría haber un incendio. Cuando llegaron los agentes, el fuego estaba ya apagado, pero los policías vieron que un hombre intentaba salir de la vivienda y una mujer se lo impedía.

El joven logró zafarse de la mujer, y al salir de la casa se topó con los policías, que observaron que sufría numerosos cortes. Los agentes lo trasladaron al centro de salud de Brenes, donde fue curado. A pesar de que iba lleno de sangre, las heridas son superficiales y no requirió el ingreso hospitalario. Mientras tanto, ella comenzó a autolesionarse. En la casa estuvo en todo momento el hijo de ella, de seis años de edad.

La Guardia Civil de Cantillana se hizo cargo más tarde de las diligencias y detuvo a la mujer, que pasó la noche en el Hospital Virgen Macarena. Además de autolesionarse, sufrió una crisis de ansiedad. Se le considera autora de la agresión y se le imputa un delito de lesiones. La presunta agresora y la víctima no eran pareja. Los hechos ocurrieron en una casa antigua de protección oficial que había sido ocupada y en la que residía la autora de los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios