Provincia

La juez ordena que la niña saharaui vuelva con su madre al acabar el curso

  • La resolución constata la situación "irregular" de la menor

Comentarios 3

La juez ha ordenado que la niña saharaui que se encuentra acogida desde hace casi dos años con un matrimonio de Villaverde del Río regrese con su madre biológica el próximo 23 de junio, cuando finalice el curso escolar.

Un auto dictado por la juez de Lora del Río Isabel de Luque Piñana ha resuelto desestimar la demanda de medidas provisionales solicitada por la familia de Villaverde, que había pedido que la niña permaneciera "momentáneamente" con ellos y no volviera a su lugar de origen. La resolución explica que este matrimonio "carece de legitimación" alguna para plantear esta petición porque la niña se encuentra en una situación "irregular", al no haber sido acogida de forma legal, y además "no es cierto que concurran poderosas razones de salud" que desaconsejen la entrega a su madre, como había planteado la pareja.

La juez recuerda que "es posible y bastante probable" que la niña tuviera menos recursos materiales en un campo de refugiados saharaui y también considera que puede existir riesgo, "pero dicha situación no se puede hacer equivalente a la situación de desamparo, que en cualquier caso lo que justificaría sería la intervención de la Administración competente". En este contexto, la juez entiende que "no cabe más" que acordar la entrega de la menor a su madre, pero de manera que se eviten perjuicios a la menor y se garantice su protección e integración familiar y social. Para no perjudicar a la menor con la ruptura automática de los "lazos afectivos" que haya establecido con el matrimonio de Villaverde, el auto acuerda el acercamiento progresivo, de forma que la niña vuelva con la madre "de manera inmediata, definitiva y sin más demora" al finalizar el curso. La juez no acuerda ningún régimen de visitas porque "como su hija que es, podrá recoger y tener a la menor en su compañía en la localidad donde reside, siempre que así se lo interese al matrimonio que la tiene acogida". Es más, la juez asegura que si la madre busca una residencia en Villaverde y acredita medios para atenderla, "la niña le sería inmediatamente entregada de forma definitiva, pues desaparecería la ruptura brusca con el núcleo y las condiciones sociales en las que se encuentra inmersa".

El abogado Juan Ignacio de la Mata Fernández, que representa a la madre, anunció ayer que recurrirá el fallo para que la niña sea entregada "inmediatamente" porque resulta "inaceptable que se reconozca una situación anómala y sin embargo se prolongue durante cinco meses más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios