Betis Festejando la mediocridad

  • La celebrada victoria contra el colista da carpetazo a la Liga y permite iniciar un periodo más llevadero para los dirigentes con los fichajes para el área deportiva

  • El plan de Haro y Catalán

Ángel Haro y López Catalán junto a Alexis en un entrenamiento. Ángel Haro y López Catalán junto a Alexis en un entrenamiento.

Ángel Haro y López Catalán junto a Alexis en un entrenamiento. / RBB

El Betis respiró aliviado cuando Martínez Munuera pitó el final del encuentro. Con el susto de la clara ocasión de Wu Lei todavía en el cuerpo, dirigentes, cuerpo técnicos y jugadores celebraron un triunfo tres meses y medio después que permitirá afrontar el final de campaña mirando al futuro. Tras reconocer el presidente, Ángel Haro, que la temporada ha sido otro fracaso, el club avanzará en un nuevo proyecto que permita esa huida hacia delante con las distracciones propias de cada verano.

Necesitaba el Betis esa victoria que espantase los fantasmas de la zona baja, pese a que los tres últimos clasificados se encuentran muy alejados. Más que la presión de esos rivales que intentan acercarse a la permanencia, en el Betis preocupaba la sensación que transmitía un equipo con el rumbo tan perdido como su consejo de administración. Los tres puntos ante el colista Espanyol colocan a los heliopolitanos con 37, once más que el Mallorca que marca el descenso, una distancia suficiente para afrontar sin temor las siete jornadas que faltan para finalizar el campeonato.

Con esa tranquilidad que otorga la permanencia en el bolsillo, los dirigentes deberán avanzar en ese discurso de cambio que planteó Haro el pasado martes durante la presentación de Alexis. La búsqueda de un nuevo entrenador, toda vez que al canario se lo calificó de interino hasta final de campaña, y también las anunciadas transformaciones en el área deportiva, donde llegará una figura que complemente a la comisión que manda en ese apartado, ocuparán ahora el tiempo del Betis, que luego se meterá de lleno en un mercado de fichajes lleno de incertidumbres y más largo de lo habitual.

Aunque la Federación Española (RFEF) aún no lo ha anunciado, lo lógico es que asuma la recomendación realizada por la FIFA la pasada semana y, como ya ha hecho la Bundesliga, alargue el periodo de fichajes hasta el 5 de octubre, lo que de nuevo provocará que los equipos puedan contratar con la competición liguera ya iniciada si se mantiene la fecha de inicio a mediados de septiembre. Así, desde el 19 de julio que finalizará la Liga, el Betis tendrá más de dos meses para perfilar una plantilla donde de nuevo está previsto que se sucedan numerosas entradas y salidas.

Para el banquillo, como informó este periódico, la idea de los dirigentes pasa por fichar a un entrenador con currículum, aunque no está siendo sencillo. Con la opción de Marcelino muy complicada, pese al intento de seducirlo con un proyecto a largo plazo de estos últimos meses, tanto por las reticencias de éste como por sus altas exigencias, los dirigentes sí han encontrado buena predisposición en los primeros sondeos sobre Manuel Pellegrini, un entrenador que proyecta un estilo de juego similar al mantenido por el Betis en los últimos años.

Manuel Pellegrini y Mario Husillos en su etapa en el Málaga. Manuel Pellegrini y Mario Husillos en su etapa en el Málaga.

Manuel Pellegrini y Mario Husillos en su etapa en el Málaga. / Javier Albiñana

El caché económico de Pellegrini también es alto, aunque su última mala experiencia en la Premier, donde fue despedido esta temporada del West Ham, como su deseo de entrenar en España, facilitaría un posible entendimiento. Además, Pellegrini cuenta con el aval del capitán Joaquín, con quien coincidió en el Málaga y que siempre ha elogiado el trabajo realizado por el técnico chileno.

Si en las conversaciones con Marcelino apareció Pablo Longoria para reforzar la estructura de club en materia de fichajes, hombre cercano a Pellegrini sería Mario Husillos, quien también está sobre la mesa del Betis para recalar en la entidad y complementar a la comisión deportiva.

Los dirigentes también manejan otros nombres para el banquillo tanto de España –Javi Gracia ha sido ofrecido por su agencia de representación– como del extranjero –Nenad Bjeliça sería una de esas alternativas–, lo que también implicaría modificaciones en el plan del área deportiva.

Con este panorama, en el Betis se festejó una victoria ante el Espanyol que permite darle carpetazo a otra mediocre temporada e iniciar ahora otro periodo de contrataciones más llevadero para los actuales dirigentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios