Betis La visión de Serra, elegancia y beticismo

  • El balear reaparece con el deseo de un nuevo regreso 

  • Analiza su última salida y explica por qué continúa arrastrando el Betis tanta irregularidad

Lorenzo Serra Ferrer, en la rueda de prensa de su última despedida.

Lorenzo Serra Ferrer, en la rueda de prensa de su última despedida. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

"De Mallorca vino él...". Así comienza un cántico que en las tres etapas en las que Lorenzo Serra Ferrer estuvo en el Betis retumbaba cada domingo en Heliópolis. Y ahora, once meses después de todo lo vivido en su última salida, el balear dio ayer buena muestra de que sigue desde Mallorca empapado de la actualidad del conjunto verdiblanco en una entrevista en Radio Sevilla en la que se mostró elegante, sin querer polemizar y a la vez ofreciendo su punto de vista claro y contundente sobre su visión sobre la situación actual.

Así, Serra Ferrer no escondió su deseo en un futuro de comenzar el que sería su cuarto periplo en el Betis, aunque con ciertos matices: "La ilusión sigue estando, no tengo por qué fingir o decir otra cosa. Sigo de cerca los acontecimientos que ocurren en el Betis. Tengo bastantes amigos con los que intercambiar impresiones, sugerencias… Yo ahora no tengo por qué adelantar esta situación; no sé qué va a pasar y si los actuales gestores ven útil mi vuelta otra vez. O si yo estoy conforme o me veo capacitado o no para desarrollar lo que me pudieran ofrecer. No tengo la sensación de estar pensando al cien por cien en esto".

Y es que Serra, que reconoció no guardar rencor a los actuales mandamases del Betis, no olvida todo lo que vivió en el tramo final de la temporada pasada para tener que acabar saliendo de la entidad de La Palmera: "El rencor no sirve para nada, esto te obstruye como persona. Tengo un recuerdo bastante amargo de esta situación. Hay personas importantes a los que hay que dedicarles la atención. No estoy identificado con una persona del Betis, sino con el Betis en sí".

En cuanto al momento del Betis en la Liga, el de Sa Pobla evitó entrar en un análisis profundo, aunque espera que los verdiblancos hagan un buen sprint final de campeonato para poder lograr el objetivo: "No es una cuestión de personalizar. Esto ya no cabe. Ahora la clasificación del equipo está en el aire. Esperemos que en el tramo final pueda remontar algunas posiciones que le den esta posibilidad de poder acercarse a los puestos europeos y no luchar por objetivos menores. Esto es lo que me gustaría. En el día a día no estoy tan cerca de los jugadores y gestores. Lo veo desde fuera con otra perspectiva. Ellos sabrán. No voy a buscar una situación de contraste de opiniones porque esto no lleva a nada y sobre todo perjudica al Betis".

Cuestionado sobre la importancia del Big Data y la cantera en el fútbol ante la crisis económica que se avecina, Serra expresó lo siguiente: "Esta crisis le va a afectar al fútbol, directamente a la economía. Los gestores tendrán que reestructurar esta situación. El Big Data ayuda, pero alguien tiene que saber elegir. Elegir bien significa mucho para la persona que va a gestionar estos recursos, que es el entrenador, y también le supone al club una consolidación dentro de los objetivos deportivos, que tiene que ser lo primero, me imagino, no unos objetivos económicos para compensar deudas y estas cosas porque nunca logras consolidar un bloque para pelear con los mejores, que no es fácil, en la Liga española. Al menos debe haber en plantilla un tercio de jugadores de la cantera, que sepan muy bien lo que significa jugar para el Betis y la afición. Esto sí o sí tiene que seguir".

Más en profundidad entró Lorenzo Serra al explicar por qué el Betis seguía inmerso en tanta irregularidad y no estaba arriba desde años peleando con los mejores de la Liga: "Es verdad que el Betis dejó pasar una oportunidad histórica para consolidarse en esta idea y línea: la modernización del club a nivel de infraestructuras a nivel deportivo y de plantilla. Tener un plan director bien estructurado a lo que era el Betis y podía llegar a ser. Esto fue uno de los problemas que tuve, no logré convencer a los gestores de aquellos tiempos, y también fue un poco culpa mía. Ahora tampoco se ha logrado. Esta idea existe, pero no se ha logrado mantener este equilibrio para competir con los grandes. Si siempre hacemos traspasos para equilibrar la economía es bueno por una parte, pero por la otra no lo es porque siempre pierdes potencial en relación al futbolista que ya tienes adaptado y el recambio no es fácil encontrarlo en el mercado".

Por último, el ex vicepresidente deportivo del Betis valoró el plantel actual que tiene el cuadro heliopolitano: "Es una buena plantilla la que tiene el Betis, quizá algo descompensada en algunas cosas. Soy socio, aficionado y accionista, pero no sería bueno que entrara yo en valoraciones del trabajo de la secretaría técnica o de cualquier aspecto del club. Son situaciones que desde la distancia tengo mi opinión, pero creo que no es bueno para el Betis que yo la exprese".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios