Real Betis La coraza del vestuario

Andrés Guardado posa junto a su familia, el presidente y parte de la plantilla y el cuerpo técnico. Andrés Guardado posa junto a su familia, el presidente y parte de la plantilla y el cuerpo técnico.

Andrés Guardado posa junto a su familia, el presidente y parte de la plantilla y el cuerpo técnico. / Juan Carlos Muñoz

Si hace algunos años ser capitán del Betis era sinónimo de abandonar la entidad a la temporada siguiente, los planes de los dirigentes le han dado una vuelta a esta situación. Con la intención de blindar el vestuario, el club inició una política de renovaciones de contrato que implicaba a los pilares del equipo y que se inició con Javi García, continuó esta semana con Andrés Guardado y en breve tendrá como protagonistas a Joaquín, con quien el acuerdo está ultimado, y Mandi, la negociación más complicada debido tanto a su edad como al contrato que lo liga al Betis desde 2016 y que finaliza en 2021.

La falta de un referente como Lorenzo Serra Ferrer y por más que Alexis Trujillo, coordinador del área deportiva, se encuentra en permanente contacto tanto con el cuerpo técnico como con los jugadores, provocó que los dirigentes entendieran como necesario ese gesto hacia los capitanes, que siempre han mostrado su compromiso con ellos cuando han sido requeridos.

Cada situación ha sido distinta y también los tiempos para manejarlos. Si con Javi García apremió el tiempo para rebajar sus emolumentos a cambio de aumentar su vinculación, con Guardado los contactos han sido constantes durante el verano hasta llegar a un acuerdo que quedó cerrado hace semanas y que fue anunciado el martes. "Ha sido una referencia en el vestuario y en el campo. Ha jugado 84 partidos, con 13 asistencias, dos goles y mucho más que de eso", apuntó el máximo dirigente bético sobre Guardado, del que también destacó su capacidad de liderazgo: "Hemos encontrado en él un aliado cada vez que nos hemos tenido que conjurar en el vestuario o para resolver problemas".

Joaquín felicita a Guardado en el acto de renovación. Joaquín felicita a Guardado en el acto de renovación.

Joaquín felicita a Guardado en el acto de renovación. / Juan Carlos Muñoz

El presidente, además, destacó otras dos facetas extradeportivas del mexicano. "Cuando he hablado con él, he visto que compartimos una visión de lo importante que es dejar a la sociedad parte de lo que recibimos. Las fundaciones han trabajado juntas, hay que estar orgullosos de que Guardado encabece proyectos de esa envergadura", aseguró Haro, que también destacó el valor del zurdo en su país: "En México hemos podido comprobar la dimensión que tiene. Eres un jugador de futuro, por eso apostamos por renovarte hasta 2022, creemos que tienes que aportar mucho dentro y fuera del terreno de juego. Nos vas a ayudar a hacer un Betis más grande".

El coordinador del área técnica, Alexis Trujillo, expuso por su parte las variables deportivas que ha manejado la secretaría técnica para recomendar la renovación del mexicano, que el pasado mes de septiembre cumplió 33 años. "Su regularidad, ya que fue el tercer jugador del equipo que más minutos participó; fue el segundo jugador con más recuperaciones y el segundo en pases (87% de acierto); su capacidad de trabajo, ya que fue el segundo que más kilómetros recorrió; además, siempre antepone los intereses del equipo a los personales", indicó Alexis, que resaltó otras cualidades del mexicano: "Es el mejor ejemplo para los que vienen detrás y para la cantera. Su carisma y ambición son contagiosas. Tiene cuatro mundiales y tiene la ilusión de poder jugar el quinto".

Guardado posa entre Alexis y Haro. Guardado posa entre Alexis y Haro.

Guardado posa entre Alexis y Haro. / Juan Carlos Muñoz

Tras Javi García y Guardado, el siguiente en ampliar su vinculación debe ser Joaquín, con quien la sintonía es absoluta. "Aquí todo el mundo va a renovar menos yo", apuntó entre bromas el portuense mientras felicitaba al mexicano. "Se van a quedar sin dinero para mí", añadió Joaquín, quien tiene la palabra para ampliar su vinculación por un año más.

Más aristas presenta la negociación con Mandi, aunque el club y el jugador también mantienen afinidad. La cláusula de rescisión y el aumento de sus emolumentos son las claves para terminar de colocar la coraza al vestuario bético.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios