Alavés-Betis | Crónica Sin puntería es imposible (0-0)

  • El Betis sólo se trae un punto de su visita a Mendizorroza tras desperdiciar media docena de claras ocasiones de gol

  • Ni los ofensivos cambios de Setién desatascaron a los verdiblancos

Comentarios 3

Ahora sí podrá Quique Setién apelar a la estadística para señalar que su equipo atesoró méritos suficientes para haberse llevado los tres puntos de Mendizorroza, pero en el fútbol el gol es lo más caro cuando se acude al mercado y en este arranque de Liga el Betis se ha quedado sin pólvora. Francis, Guardado, Inui, Sanabria, Tello, Loren... La producción ofensiva verdiblanca fue notable, pero con el denominador común de la falta de puntería. Y también del acierto de Fernando Pacheco, muy rápido de reflejos para convertir su portería en un muro insalvable para los verdiblancos.

Ni los ofensivos cambios que introdujo Setién alteraron el guión. Sanabria, Tello y Boudebouz fueron entrando por ese orden para que el Betis se volcara en la portería de un Alavés, que acabó partido en dos, ya que nunca renunció a encontrar esa ocasión que le llevase al triunfo. También dispuso de llegadas el conjunto de Abelardo, menos claras que las heliopolitanas, pero unas veces la impericia de sus delanteros y en otras la buena respuesta de Pau López también lo dejaron a cero para un reparto de puntos que no dejó satisfecho a ninguno.

El arranque del duelo fue toda una declaración de intenciones de lo que sucedería durante los primeros 45 minutos. La calidad verdiblanca en las combinaciones y la presión en campo contrario surtieron efecto, pero a los de Setién ya les empezó a fallar la puntería. Francis, primero, tras una buena acción de Inui, y Guardado después, tras dejada de Loren, obligaron a intervenir a Fernando Pacheco, que resolvió con acierto esas dos llegadas casi seguidas del Betis en el inicio.

Reaccionó el Alavés con pierna dura para meterse en el partido. Eso sí lo ha inyectado Abelardo desde su llegada, aunque la falta de calidad de los vitorianos provocaban que todo su fútbol se acabase antes de llegar al área de Pau López.

Tampoco el Betis bajó el pistón. Con Canales hallando espacios entre líneas, los verdiblancos dominaban el escenario, aunque les faltó acertar más en esa última elección decisiva. Y cuando esto ocurrió, como en una jugada perfectamente trenzada entre William Carvalho, Canales y Inui, el japonés disparó desviado.

Las imágenes del Alavés-Betis Las imágenes del Alavés-Betis

Las imágenes del Alavés-Betis / EFE

Pese a un primer intento de Loren nada más comenzar la segunda parte, la tónica sí cambió con el paso por los vestuarios. Abelardo ordenó a su equipo que adelantase su línea de presión para que el Betis no jugase la pelota con tanta facilidad y con esos arreones, sobre todo de Jony, el peligro merodeó la portería de Pau López, exigido sobre todo por un zurdazo del asturiano.

Con esa igualdad ya en el juego, las mejores oportunidades continuaron siendo para el Betis. Sanabria, nada más entrar al césped por Inui, se encontró con la pelota delante de Fernando Pacheco, tras peinar Loren un balón largo de Mandi, pero el paraguayo eligió mal y el meta alavesista le acabó cerrando el espacio.

Respondió el Alavés con un tremendo disparo del incansable Wakaso y también con otro de Manu García. No querían los vitorianos marcharse de vacío y cada pérdida bética, sobre todo de un desacertado William Carvalho, era castigada con una llegada al área verdiblanca.

Lo siguieron intentando los de Setién, que de nuevo encontrarían una conexión entre Canales y Loren para que el marbellí intentase superar por bajo a Pacheco, que respondió a la perfección. Ya había recurrido el técnico cántabro a Tello por Francis para aumentar el rendimiento de la banda derecha y el catalán se sacaría un disparo cruzado con la zurda que también encontró respuesta en el meta alavesista.

Con ambos equipos ya notando el cansancio llegarían dos oportunidades más, una por bando. Primero, Loren cazó un balón a la media vuelta dentro del área pero Maripán se tiró con todo para desviarlo; por último, Twumasi, el último recurso de Abelardo desde su banquillo, le ganó por velocidad a Bartra para sacarse un tremendo disparo con la derecha, pero Pau López protegió bien su palo para desviar a saque de esquina.

Ahí prácticamente se finiquitó un partido que el Betis lamentará por esa oportunidad perdida para sumar el primer triunfo del curso. Tras una pretemporada brillante, los verdiblancos se han quedado sin pólvora cuando ha llegado la hora de competir. Esta vez no fueron 25 tiros y sí media docena de claras oportunidades que no se pueden desperdiciar en la élite. Y es que sin puntería es imposible ganar a este deporte llamado fútbol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios