el derbi sevillano

"Entrar directo en Europa es el broche"

  • Joaquín resalta la felicidad del vestuario tras el derbi

Los jugadores béticos, de celebración tras el partido. Los jugadores béticos, de celebración tras el partido.

Los jugadores béticos, de celebración tras el partido. / antonio pizarro

El Betis celebró por todo lo alto la igualada en el derbi, por todo lo que suponía para su temporada. "Es la clasificación directa a Europa de estar quinto o sexto. Eso es poner el broche de oro al año, aunque quedar por encima del eterno rival también es un premio. La segunda vuelta ha sido extraordinaria después de las dudas del principio. Tiene mérito, nadie daba un duro por nosotros", resumió Joaquín, el capitán y mucho más del equipo.

"Estamos contentos por lograr el objetivo, queríamos entrar directo a Europa y estamos orgullosos de lo conseguido. Entrar en Europa directamente era lo primordial y también quedamos por delante de ellos. Hay mucho trabajo detrás. Entrar directamente en Europa es la guinda. También me voy feliz de meter el primer gol. Por la calle me decían a ver cuándo metes y me lo he guardado para el mejor día. Desde el autobús ver las caras de la gente te lleva en volandas", incidió Bartra, que también analizó el duelo: "Hemos salido muy bien, estamos bien posicionados. Luego nos han contrarrestado, el campo se ha secado, no corría el balón. Era un equipo difícil y el punto es lo que queríamos"

"La temporada nos ha pasado factura, el campo se ha puesto muy seco y ellos han presionado arriba. Hemos tenido muchas pérdidas, es nuestro fuerte y no estábamos seguros. Sumamos un punto que nos hace estar ya entre los seis primeros y hay que felicitar a todos. Los derbis son partidos de correr mucho", añadió Joaquín.

"Nos jugábamos cosas los dos y jugamos con precaución. Se ha quedado en empate y lo hemos podido certificar ante el eterno rival. Es lo que tiene hacer las cosas bien en la temporada, que el empate nos valía. Contento por el club, la afición y celebrarlo aquí con ellos es un orgullo", apuntó Loren, que explicó las dos acciones que protagonizó: "Me creía que no venía ningún rival, que habían basculado, quiero controlar para asegurar y no veo al defensa. Al menos en la siguiente me he quitado la espina, que si no... Rompo al primer palo, me la pone y después de unos rechaces me vuelve el balón, no sé ni cómo me he podido dar la vuelta. Meterlo y a celebrarlo como un loco".

Igual de feliz estaba Pedro, otro canterano. "He jugado muchos derbis, pero ninguno con este ambiente. Hay que seguir soñando. Estoy cumpliendo y tenía claro que podía", dijo el meta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios