Leganés-Betis | Uno por uno Una pizarra indefendible

  • Mal planteamiento, sin intensidad ni ocasiones, y sobrado de toquecitos

Setién, con Pellegrino al fondo, sigue el partido con atención. Setién, con Pellegrino al fondo, sigue el partido con atención.

Setién, con Pellegrino al fondo, sigue el partido con atención. / Europa Press (Leganés)

Comentarios 1

Tres remates (uno a portería) en 90 minutos. Ese dato reflejó perfectamente el partido que firmó el Betis en Butarque, donde los verdiblancos volvieron a ofrecer una imagen pobrísima, con ese estilo de juego de toque aburrido y cansino que sigue siendo más arriesgado atrás que en ataque (una identidad no puede estar nunca por encima del resultado) y al que ayer se le unió una gran falta de intensidad del equipo bético sobre la hierba.

La pizarra del Betis La pizarra del Betis

La pizarra del Betis / Dpto. de Infografía

Y la prueba es que a los ocho segundos En-Nesyri ya tuvo la primera ocasión de las tres claras que dispuso el Leganés en los primeros diez minutos, con una propuesta que ayer arrasó a la más pobre versión de ese estilo basado en la posesión (32%-68%) que si no tiene verticalidad no conduce a nada. Defendían los verdiblancos, con rotaciones en el once con respecto al jueves, con cinco atrás, y atacaban con defensa de cuatro y Barragán dando un paso al frente por el costado derecho, pero los blanquiazules pronto vieron el camino para hacer daño por el costado de Feddal y Francis, por medio del punta marroquí, apoyado por Juanfran y Óscar. Tanto ímpetu dio su fruto a balón parado en un córner mal defendido por los verdiblancos. Pero éstos, ni con 1-0, reaccionaron, salvo en algún arranque esporádico de Lo Celso.

De hecho, por el costado de Barragán y Sidnei encontraron los pepineros otra vía de penetración para hacer el 2-0. Ni rastro del Betis... En la segunda mitad, Setién dio entrada a Lainez por Feddal y varió el dibujo al 4-3-3, con Barragán, Javi García, Sidnei y Francis en línea de cuatro. Luego, el mexicano y el canterano intercambiaron posiciones, pero los verdiblancos no estaban en el partido y el tercero se veía venir a la contra, como ocurrió en el minuto 66 por obra de En-Nesyri.

Entonces, el cántabro reaccionó dando entrada a Loren y a Guardado, quien después de la expulsión de Javi García acabó jugando de lateral izquierdo en un Betis que no existió en Butarque y que fue superado por un muy buen Leganés.

Defensa

El Leganés tuvo tres ocasiones claras en los primeros diez minutos, presionó bien la salida de la pelota y eso le creó muchos problemas a un Betis sin alma ni argumentos para hacer daño. En-Nesyri y Braithwaite, con el apoyo del centro del campo y los carrileros, fueron un incordio constante para una zaga que a balón parado defendió horrible, como se vio en el 1-0. Después, con el cambio de sistema, el Leganés aprovechó los espacios a la espalda de la defensa para sentenciar el partido al contragolpe.

Ataque

La parcela ofensiva no existió. Un tiro a puerta de Jesé, lejano y sin problemas, que paró Cuéllar fue lo único destacable en la primera parte. En la segunda, nada.

Virtudes

Brillaron por su ausencia.

Talón de Aquiles

Ayer, todo. Nada positivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios