Real Betis

Movilidad tras el pacto

  • Las plataformas solicitarán al club todos los detalles relativos al acuerdo firmado con Oliver

  • Rafael Salas medita su candidatura para liderar un cambio en la gestión deportiva

José Antonio Tirado, presidente de Por Nuestro Betis, en la pasada junta de accionistas. José Antonio Tirado, presidente de Por Nuestro Betis, en la pasada junta de accionistas.

José Antonio Tirado, presidente de Por Nuestro Betis, en la pasada junta de accionistas. / antonio pizarro

Más de una semana después del acuerdo firmado entre Ángel Haro, José Miguel López Catalán -con la aprobación del resto de consejeros- y Adolfo Cuéllar con Luis Oliver y su grupo, los movimientos continúan alrededor del Betis, ante las controversias generadas por dicho pacto. Así, las plataformas que ya han manifestado su oposición al acuerdo, Por Nuestro Betis y Béticos por el Villamarín, tienen previsto presentar un escrito al club verdiblanco, en el que se solicitarán los pormenores de todo lo sucedido el viernes 18 de marzo.

Las plataformas entienden que Haro y Catalán no les han facilitado toda la información necesaria para conocer en profundidad el pacto con Oliver y todo lo que conlleva esa situación que implicaría el pago de más diez millones de euros al navarro, la retirada de las causas penales abiertas y la inclusión de un consejero de su grupo en el órgano de dirección del Betis. El club, atendiendo a una cláusula de confidencialidad -incluso se apunta que la misma está cifrada en cinco millones de euros que debería pagar quien la rompiera-, ha ido soltando información día a día en las intervenciones públicas de Haro y Catalán, después de que la conferencia de prensa que ofrecieron el pasado lunes para presentar el acuerdo dejara más sombras sobre el mismo.

Además, las plataformas también pretenden que el club les facilite toda la información posible sobre lo sucedido en la reunión del consejo en la que se decidió incluir a Bitton Sport, el grupo de Oliver, en el Registro de accionistas de la entidad como dueño del 51,36% de las acciones. Haro y Catalán desvelaron el lunes que este asunto fue aprobado por unanimidad, aunque los consejeros Adrián Fernández y Rafael Salas sí manifestaron su deseo de que se celebrase una nueva junta de accionistas con la mayor celeridad posible.

De hecho, Rafael Salas continúa meditando la posibilidad de liderar una candidatura alternativa a Haro y Catalán, una cuestión que éstos lanzaron el lunes para cualquier bético que pretendiera un cambio en el Betis. Salas, que recientemente rechazó una futura vicepresidencia en el club al estar disconforme con algunos aspectos de la gestión, pretende un cambio en la parcela deportiva de la entidad, de ahí que siga estudiando esa posibilidad de presentar como alternativa.

Haro y Catalán conocieron de primera mano esta intención de Rafael Salas, lo que ha generado cierta tensión entre los máximos dirigentes, que incluso le han solicitado al consejero que dimita de su puesto. Éste, mientras tanto, estaría dispuesto a abandonar el consejo siempre y cuando también lo realizasen los dirigentes que se presentasen a esa futura junta como candidatos, en principio Haro y Catalán, para que cada uno elaborase en igualdad de condiciones un proyecto que luego debería recabar apoyos entre los accionistas béticos.

A los actuales máximos dirigentes no les ha sentado bien este nuevo frente abierto e incluso han empezado a movilizarse de cara a una futura junta. En el club verdiblanco se maneja un detallado listado de todos los accionistas de la entidad, tanto los que acuden habitualmente a las juntas como los que no, una información clave para esa cita. De momento, Haro y Catalán ya se han citado con las peñas para el próximo jueves, con la intención de explicar el acuerdo y, además, empezar a ganar votos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios