Betis | Análisis de la temporada

Pellegrini arma un Betis histórico: quinto y título copero

  • El club verdiblanco sigue su crecimiento deportivo con el magisterio del entrenador chileno

  • Casi toda la plantilla eleva su nivel en un año para el recuerdo

Manuel Pellegrini, sonriente, el pasado viernes.

Manuel Pellegrini, sonriente, el pasado viernes. / Europa Press

Los temores sobre cómo respondería el Betis a una temporada con tres competiciones se disiparon en cuanto Sergio Canales agarró la pelota en el Nuevo Los Cármenes y selló la primera victoria del equipo en la temporada. Atrás quedaron las dudas de un verano complicado –los fichajes se retrasaron hasta la luz verde de LaLiga con CVC– y ahí emergió la batuta de Manuel Pellegrini. Las rotaciones masivas para afrontar la Liga Europa y las primeras rondas de la Copa del Rey permitieron al técnico manejar una amplia nómina de jugadores en la Liga, esa competición a la que otorgó preponderancia hasta que el título copero se puso muy a tiro.

Lo que vino después es conocido, con una temporada para la historia del Betis que ha colocado a Pellegrini en el santoral del beticismo. Quinto clasificado en la Liga, mejorando por vez primera su clasificación actuando en Europa, y, sobre todo, ese Campeonato de España, el tercero de la historia, que ha devuelto el orgullo a la entidad y también a sus aficionados. E incluso se quedó a las puertas de mejorar en la Liga Europa, donde un gol del Eintracht, posteriormente campeón del torneo, en el último minuto de la prórroga acabó con el sueño continental.

La buena línea de juego y resultados que consiguió el equipo desde inicios de 2021 se ha mantenido durante esta temporada. El engranaje de Pellegrini ha permitido que el Betis mantenga ese estilo ofensivo que tanto gustó al espectador durante muchas fases de la temporada, pero también con una solidez atrás que el técnico consideraba clave para acercarse a los grandes. Hasta la penúltima jornada de la Liga ha estado el conjunto bético apuntando a la Liga de Campeones, palabras mayores para un club que en el campeonato anterior se había quedado a 16 puntos de la cuarta plaza, y a 29 un año antes.

Joaquín alza la Copa de España ante los aficionados en el Benito Villamarín. Joaquín alza la Copa de España ante los aficionados en el Benito Villamarín.

Joaquín alza la Copa de España ante los aficionados en el Benito Villamarín. / José Ángel García

Ese crecimiento deportivo ha venido alimentado desde la competencia interna que ha generado el entrenador. Desde la portería, en la que Claudio Bravo y Rui Silva se han repartido los minutos, hasta la delantera, con la gran irrupción de Willian José y luego la explosión de Borja Iglesias, sobre todo en la Copa. Únicamente Canales y Fekir partían como indiscutibles y así se mantuvieron todo el año, aunque esa condición también la fueron adquiriendo Álex Moreno, Guido Rodríguez, William Carvalho, Juanmi o Bartra gracias a la respuesta de todos ellos sobre el terreno de juego.

Ahí está otra de las claves de este Betis, con casi todos sus jugadores elevando su nivel con respecto al año anterior. E incluso veteranos como Guardado o Joaquín acabaron entendiendo su rol para seguir aportando sus virtudes al equipo, tanto dentro como fuera del vestuario, lo que les ha valido para renovar por una temporada más.

Los datos hablan por sí solos. Campeón de la Copa del Rey por tercera vez y con La Cartuja como escenario; 65 puntos en la Liga, cuatro más que en la 2020-21 y segunda mayor cifra del Betis en su historia; 29 victorias en la temporada, a sólo una del récord de la 96-97; 100 goles a favor entre todas las competiciones; 40 tantos encajados en la Liga, diez menos que el año anterior... O los 600 partidos de Joaquín, el segundo jugador, y primero de campo, que alcanza esa cifra en la Liga española.

Juanmi celebra eufórico uno de sus dos goles al Osasuna. Juanmi celebra eufórico uno de sus dos goles al Osasuna.

Juanmi celebra eufórico uno de sus dos goles al Osasuna. / Antonio Pizarro

Además de Pellegrini, el indiscutible artífice de la mejoría experimentada por el Betis, otros nombres propios se han ganado su hueco en la temporada. Ahí está Juanmi, bautizado como O rey Juan Miguel por los aficionados, con sus 16 dianas en la Liga –20 en total–; Borja Iglesias, el MVP de la Copa, que ha sumado 19 goles en esta campaña –10 en la Liga–; Álex Moreno, el defensa más goleador con cinco dianas y que ha revertido su situación; William Carvalho, con pie y medio fuera del Betis el pasado verano y que ha sido clave en los días de éxitos. O secundarios como Aitor Ruibal, Pezzella, Bartra, Édgar o Tello, que también han aportado su granito más allá de lo esperado.

El segundo año de Pellegrini en el Betis ha elevado el listón de la entidad, como ya vislumbraba el propio entrenador cuando dio luz verde a su renovación allá por el mes de diciembre. La comunión entre todos los estamentos de la entidad ha permitido asentar las bases de un proyecto deportivo que ya ha abierto las vitrinas, pero que no se quiere detener. "Tenemos que dar un paso adelante", indicó el entrenador chileno en la sala de prensa del Santiago Bernabéu nada más terminar la Liga. Ese desafío lanzado por Pellegrini tiene que ser recogido ahora por los dirigentes para continuar elevando el nivel de la plantilla. Afinar en las salidas y también en los fichajes volverá a ser decisivo para que el Betis siga asentado entre los grandes del fútbol español. Subir peldaños en la Liga, defender el título copero, afrontar la Supercopa de España y el reto europeo son los alicientes para la próxima temporada con el Ingeniero al frente del plan.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios