Betis

Pellegrini, un salto a medias en el Betis

  • El Betis del chileno sólo mejora la puntuación de Rubi y Poyet desde el último ascenso

  • La debilidad defensiva sigue lastrando el rendimiento del equipo

  • Un Betis de dos caras

Manuel Pellegrini, en un entrenamiento. Manuel Pellegrini, en un entrenamiento.

Manuel Pellegrini, en un entrenamiento. / José Ángel García

Tras comenzar la Liga con dos triunfos en las dos primeras jornadas, el Betis de Manuel Pellegrini pareció atisbar una mejoría con respecto a años anteriores, pero con el paso de las jornadas el cuadro verdiblanco ha ido mostrando esa debilidad defensiva que tanto lo castigó en el pasado. Con 12 puntos en nueve jornadas, el Betis ocupa una holgada, y ficticia, séptima posición en la tabla –siete equipos de los que aparecen por detrás tienen partidos por disputar–, pero la comparación con las últimas temporadas evidencia que el salto de calidad con Pellegrini de momento sólo se produce a medias.

Esos 12 puntos en la clasificación sólo mejoran los arranques de Joan Francesc Ferrer, Rubi, y Gustavo Poyet, dos entrenadores que acabaron haciendo las maletas antes de acabar la Liga. En el caso del entrenador catalán, el Betis sumó nueve puntos en sus primeras nueve jornadas, tres menos que en la actual, con lo que ocupaba la decimoctava posición y la continuidad de Rubi estuvo en entredicho. De hecho, el técnico se mantuvo en el puesto por la incapacidad del consejo para encontrar un sustituto, pese a que la confianza en él estaba bajo mínimos; el técnico uruguayo, la gran apuesta de Miguel Torrecilla en aquella temporada 2016-17, sumó 11 puntos y era decimosegundo en la clasificación, aunque dos derrotas seguidas le acabaron costando el puesto en la jornada undécima.

Los guarismos de Pellegrini sí coinciden con los de Pepe Mel en la 2015-16 y con los de Quique Setién en la 18-19, la segunda temporada del cántabro en el banquillo bético. Con Mel, el Betis, un recién ascendido, marchaba décimo con 12 puntos, aunque las diferencias con Eduardo Maciá y una mala racha en la recta final de la primera vuelta le costarían también el puesto; con Setién en esa campaña 18-19, el Betis sumaba esos mismos 12 puntos y ocupaba la undécima plaza en la Liga, aunque también estaba compitiendo entre semana en la Liga Europa, un esfuerzo que pasaría factura en la segunda vuelta cuando el rendimiento del equipo cayó en picado hasta alejarse del objetivo europeo.

Más lejos queda la primera temporada con el cántabro en el banquillo –con Lorenzo Serra Ferrer como máximo responsable de la planificación–, en la que el Betis era séptimo tras las nueve primeras jornadas con 16 puntos, cuatro más que en la actual. El equipo verdiblanco, que también atravesó un bache entre noviembre y diciembre, acabaría clasificándose para Europa tras una gran segunda vuelta, en la que ha sido la mejor temporada desde el último ascenso.

Quique Setién, en su etapa en el Betis. Quique Setién, en su etapa en el Betis.

Quique Setién, en su etapa en el Betis. / Efe

Una constante sí se repite ahora con respecto a la mayoría de los años anteriores en la debilidad defensiva que vienen exhibiendo los verdiblancos. El Betis es el equipo que más goles (17) ha encajado hasta el momento, después de que Pellegrini tampoco esté siendo capaz de mejorar el rendimiento del equipo en su faceta defensiva.

En la pasada campaña, el Betis de Rubi había encajado 19 tantos a estas alturas, lo que incluso llevó al técnico a cambiar de sistema; en la 17-18, en el mejor Betis de Setién, los heliopolitanos habían encajado 19 tantos en nueve partidos; la misma cifra había recibido el equipo bético con Poyet al mando un año antes; mientras que con Mel en la 15-16, el Betis había encajado 13 tantos en las nueve primeras jornadas. Únicamente en la segunda temporada con Setién, los verdiblancos habían mejorado esa faceta defensiva, con sólo siete dianas en contra, pero entonces el problema radicaba en el ataque, con sólo cinco tantos a favor.

Con casi dos semanas por delante para preparar el duelo ante el Athletic, Pellegrini necesita encontrar ese punto de equilibrio que esta vez sí suponga un definitivo salto hacia delante.

El calendario

Pellegrini no ha perdido nunca el optimismo en su análisis de la trayectoria del equipo y quizá el técnico tuviera en cuenta que el calendario, en teoría, se suaviza para el Betis tras la visita al Camp Nou. Si en las nueve primeras jornadas el equipo verdiblanco ya se ha enfrentado a Real Madrid, Atlético y Barcelona, en las próximas jornadas los rivales –Athletic, Eibar y Osasuna son los siguientes– son más asequibles para que los verdiblancos intenten aumentar el casillero de puntos. Eso sí, la Liga ya no para hasta 2021 y los verdiblancos jugarán siete en

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios