Betis Rubi, en el laboratorio

  • El técnico busca su primer triunfo ante el Barça en su carrera

  • Trabaja para corregir errores y potenciar lo positivo del Betis ante el Valladolid

  • Siempre varió su dibujo habitual en el Camp Nou

Rubi pide calma a sus jugadores en un lance del partido ante el Valladolid. Rubi pide calma a sus jugadores en un lance del partido ante el Valladolid.

Rubi pide calma a sus jugadores en un lance del partido ante el Valladolid. / José Manuel Vidal / Efe (Sevilla)

Comentarios 0

A pesar de la derrota encajada ante el Valladolid, en el estreno de la Liga, Joan Francesc Ferrer, Rubi, destacó en sala de prensa las cosas positivas del Betis. "Nosotros hemos tenido un gran orden y muchísima disciplina, podríamos haber defendido las jugadas de los goles algo mejor, pero realmente ellos sólo han tenido tres ocasiones claras, la expulsión y los dos goles. Me quedo con el trabajo del equipo", indicó el entrenador del conjunto verdiblanco, que no obstante es consciente de que sus pupilos aún tienen cosas que mejorar.

Y para ello trabaja en el laboratorio de la ciudad deportiva, con el objetivo de enmendar errores, sobre todo esos defectos a nivel defensivo (especialmente, tras las pérdidas de balón en campo rival) mostrados en pretemporada y ante los pucelanos, y potenciar las virtudes de su equipo de cara a la visita al Camp Nou con el fin de cosechar la que sería su primera victoria ante el Barcelona en su carrera como entrenador.

Rubi se enfrenta por quinta vez al Barcelona con el fin de conseguir su primer triunfo tras cuatro derrotas

Hasta el momento, Rubi se ha medido al cuadro azulgrana en cuatro ocasiones, con un balance de cuatro derrotas: 0-2 como preparador del Levante, 6-1 dirigiendo al Sporting de Gijón, 0-4 y 2-0 el curso pasado al frente del Espanyol. Pero si algo llama la atención en las visitas del entrenador de Vilasar de Mar al recinto barcelonista es la modificación de su dibujo habitual, el 4-3-3 o 4-2-3-1 que le gusta utilizar al actual inquilino del banquillo heliopolitano.

En sus dos visitas al feudo azulgrana, el técnico del Betis apostó por un 4-5-1 y un 5-4-1 como esquemas

Así, cuando dirigía al cuadro sportinguista, apostó por el 4-5-1 y la pasada temporada, en las filas del equipo perico, decidió jugar con defensa de tres y usar un 5-4-1 que le permitió aguantar al Barça hasta el minuto 71. Entonces, empezó a emerger la figura de Messi, autor de los dos goles del triunfo del equipo que entrena Ernesto Valverde. Así, la opción de que Rubi pueda volver a modificar su esquema más común está presente en la previa de un encuentro para el que el técnico del Betis podría tener ya disponibles a Canales (más complicado parece que llegue a tiempo Borja Iglesias), después de unas molestias en el tobillo que le impidieron estar apto para la cita ante los vallisoletanos; además de contar con Guardado, una vez que poco a poco va adquiriendo su mejor tono físico; y Mandi, que junto con Feddal aguardan una oportunidad en el once tras empezar como titulares Bartra y Sidnei.

Enmendar la fragilidad del sistema defensivo, tarea pendiente para el conjunto heliopolitano

Todo, con el objetivo de que el Betis mejore las prestaciones atrás para que el rival no le llegue tan fácil a su portería, como se comprobó en los amistosos de verano y el pasado domingo. Mientras, en ataque, los de Heliópolis necesitarán la mejor versión de hombres como Loren, con confianza tras su buen papel ante el Valladolid; Tello, con su velocidad; Carvalho, que el año pasado cuajó una sensacional actuación ante el Barça; y Fekir, con su calidad, entre otros, para tener opciones de repetir la extraordinaria victoria cosechada la pasada temporada en el estadio azulgrana (3-4).

Para ello trabaja ya Rubi en su laboratorio, con el objetivo de que el Betis tenga las mayores opciones posibles de darle a su afición la primera gran alegría del curso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios