Real Betis

Setién y un once del Betis abierto para el derbi

  • El técnico cántabro siempre movió piezas para buscar la sorpresa en el derbi

  • A la duda de Canales se unen otras incógnitas por los estados de forma

Quique Setién dialoga con Fran Soto en un entrenamiento. Quique Setién dialoga con Fran Soto en un entrenamiento.

Quique Setién dialoga con Fran Soto en un entrenamiento. / Antonio Pizarro

Si complicado ha sido informar de una posible alineación de Quique Setién durante la temporada, con sorpresas a última hora en ocasiones incluso para sus jugadores, el derbi de este sábado entre Betis y Sevilla no será una excepción. El técnico cántabro siempre reservó un movimiento de piezas para tratar de sorprender en alguna medida a su rival, a lo que se añaden algunas incógnitas que se mantendrán hasta el final por el estado de forma de algunos jugadores.

La única duda por lesión es la de Sergio Canales. El centrocampista volvió a enseñar ayer su tobillo dañado en las redes sociales e incluso comentaba que presenta un mejor aspecto que el pasado domingo, cuando cayó lesionado ante el Villarreal. El club verdiblanco tomó la decisión de no ofrecer parte médico para informar del grado del esguince sufrido por el cántabro, a la espera de la evolución de la dolencia.Canales viene recibiendo tratamiento de los fisioterapeutas para rebajar el daño lo más rápido posible y su intención es probarse entre mañana y el viernes para conocer sus sensaciones, aunque desde un principio ha sido optimista. En este tipo de lesiones, la opinión del jugador, y su resistencia al dolor, son esenciales, aunque luego será el técnico quien evalúe si decide arriesgar para un partido importante pero no el último de la temporada.

Al margen de Canales, Setién también cuenta con otros jugadores que se han ido sumando a sus planes en los últimos partidos. Desde Feddal en la zaga, titular y de lo más destacado ante Real Sociedad y Villarreal, a Emerson en la banda derecha o Tello en la izquierda, a lo que se añade la reaparición de Júnior, que ha cumplido los plazos previstos para llegar en buenas condiciones al derbi.

También cuenta con opciones Joaquín, decisivo en el partido de la primera vuelta con su entrada en la recta final, que además siempre aporta su conocimiento de este tipo de partidos y que ganaría enteros si Canales no logra recuperarse a tiempo.

Hasta siete jugadores son fijos en el once. Pau López, en la portería; Mandi y Bartra, en la zaga; William Carvalho y Guardado, en la medular; y Lo Celso y Jesé en ataque tienen un sitio fijo en el equipo que el sábado salte al césped del Sánchez-Pizjuán. Curiosamente, de esos siete indispensables para Setién, únicamente Mandi y Guardado fueron titulares en el 3-5 del pasado año en Nervión. En aquel histórico día de Reyes, el Betis compareció con Adán; Barragán, Mandi, Feddal, Durmisi; Javi García, Fabián, Guardado; Boudebouz, Sergio León y Joaquín, mientras que Francis, Camarasa y Tello entraron desde el banquillo.

Ése fue el primer derbi de Setién en el banquillo verdiblanco y ahí ya el cántabro se guardó su carta sorpresa con la inclusión de Boudebouz en la banda derecha; además, con la posterior lesión de Barragán apostó por Francis, quien llevaba diez partidos sin aparecer con el primer equipo.

Setién dialoga con William Carvalho y Lo Celso. Setién dialoga con William Carvalho y Lo Celso.

Setién dialoga con William Carvalho y Lo Celso. / Antonio Pizarro

El siguiente encuentro de rivalidad del cántabro fue el 2-2 de la segunda vuelta en el Benito Villamarín. Entonces, Setién apostó por Guardado, que llegó renqueante y fue sustituido por Boudebouz al descanso, a la vez que colocó a Joaquín como pareja de ataque de Sergio León para acabar con Loren, autor del definitivo 2-2, y Tello en punta.

El último precedente llegó el pasado mes de septiembre, con el triunfo bético con gol de Joaquín. En ese partido, Setién también realizó un cambio táctico, al colocar una defensa de cuatro con Mandi de lateral diestro, con la intención de que Tello e Inui abrieran el campo e incomodasen a las alas sevillistas del sistema de carrileros de Pablo Machín. La expulsión de Roque Mesa cambió el panorama del partido y el técnico bético reaccionó con un nuevo giro al pasar a una defensa de tres centrales para apretar más arriba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios