alavés - betis | informe técnico

Turbulencias en la pizarra

  • El Betis pasa del cuadrado perfecto al agobio tras el primer cambio

Mandi, durante una jugada del partido. Mandi, durante una jugada del partido.

Mandi, durante una jugada del partido. / Efe

La eficacia del Betis arriba, con Loren como nombre propio, fue clave en la victoria de los verdiblancos en un partido en el que Setién volvió a disponer una defensa de cuatro, con un cuadrado en el centro del campo que dejaba las bandas para Francis y Júnior, y dos hombres arriba. Un buen planteamiento del técnico cántabro que dio como resultado un 0-2 al descanso. Sin embargo, en la segunda parte, el preparador heliopolitano volvió a realizar -no es la primera vez que le ocurre- una mala lectura en los cambios y el propio Betis se complicó la vida. La incomprensible entrada de Jordi Amat para pasar de 1-4-4-2 al 5-3-2, con la defensa a veces demasiado adelantada, como en el gol de Rubén Sobrino, dio vida a un Alavés al que acabaron fulminando Loren y un Bartra poderoso.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

Empezó el encuentro con un ritmo de juego muy alto, con una presión fuerte en la salida del balón por parte de ambos equipos. No hubo al inicio un dominador claro. Si los verdiblancos avisaron por medio de Loren en un contraataque que Camarasa no culminó, a continuación replicó Rubén Sobrino para los vitorianos. Los verdiblancos volvieron de inicio, como ante el Levante, a jugar con línea de cuatro atrás. Júnior y Francis tenían todo el carril para el ataque, pero los espacios a su espalda, sobre todo por el costado derecho, fueron una vía de penetración constante para los de Abelardo, que casi marcan en un disparo por Munir que se fue fuera por poco.

Sin embargo, con el paso de los minutos, el Betis empezó a tener el balón, a realizar posesiones más largas buscando el hueco necesario para que Camarasa y Boudebouz filtraran balones, y así, aunque de rebote, en una acción del ex alavesista, llegó el gol de Loren. A partir de ahí, y hasta el descanso, los verdiblancos apenas sufrieron, con un Bartra que empezó a crecer en el partido hasta convertirse en un auténtico valladar, con cortes providenciales, sobre todo en una segunda parte en la que los verdiblancos sufrieron un agobio fruto, en parte, del mensaje lanzado desde el banquillo con el primer cambio.

Ataque

Fabián y Javi García estuvieron siempre ayudando en labores defensivas, sin obviar el ataque, como el gol que cazó el de Mula. Camarasa perdió una buena oportunidad para agarrar la titularidad y Boudebouz enmendó algunas pérdidas innecesarias de balón con un pase de gol, como el que dio a Loren en el 1-3, y uno en el comienzo de la primera parte a Rubén Castro. Pero el nombre propio de la noche en la parcela ofensiva fue Loren. El marbellí sigue atravesando un momento dulce, fue con fe en el primer gol a definir pese a las dudas que un principio dejó la acción que culminó ante Pacheco, al que en la segunda parte volvió a batir. Chapó.

Virtudes

La eficacia de Loren arriba y Bartra atrás.

Talón de aquiles

Mala lectura de partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios