Betis

Una alternativa real en el Betis

  • Accionistas de referencia como Francisco Galera, Rafael Salas, Joaquín Caro y Lorenzo Serra Ferrer se mueven para presentar una candidatura en la próxima Junta General

Serra Ferrer junto a Joaquín Caro en un palco del Benito Villamarín. Serra Ferrer junto a Joaquín Caro en un palco del Benito Villamarín.

Serra Ferrer junto a Joaquín Caro en un palco del Benito Villamarín. / Antonio Pizarro

La victoria ante Osasuna ha traído calma en la delicada situación deportiva del Betis, pero la actividad continúa siendo frenética en los despachos de cara a la próxima Junta General del próximo 21 de diciembre. Si Ángel Haro y José Miguel López Catalán continúan buscando nuevos apoyos a su gestión, los movimientos también tienen como protagonistas a otros accionistas que entienden que el club necesita un giro en todas sus vertientes –deportiva, económica e institucional–.

La actividad fue frenética en la jornada de ayer. La idea de este grupo de accionistas béticos, encabezado por Francisco Galera, Joaquín Caro Ledesma, Rafael Salas y Lorenzo Serra Ferrer, es presentar una alternativa al actual consejo, después de que en las conversaciones con el mismo no se haya llegado a un entendimiento –Ángel Haro y José Miguel López Catalán pretendían incorporar a alguno de estos representantes al consejo, pero sin variar el rumbo de la entidad y en una plena adhesión al actual proyecto–.

De hecho, a través de las redes sociales y de mensajería estuvo circulando ayer un borrador en el que se recogían alguna de las peticiones de esta nueva alternativa, aunque, según pudo constatar este periódico, no se trataba aún del comunicado oficial y ni siquiera el nombre que aparece para esa nueva alternativa es el que se ha elegido finalmente. La plataforma se denominaría Es posible otro Betis y no Otro Betis es posible, como se recoge en ese documento que se difundió por las redes, ya que este último nombre ya estuvo vinculado a los movimientos que se produjeron cuando el 15-J.

Rafael Salas. Rafael Salas.

Rafael Salas.

La presencia de Lorenzo Serra Ferrer genera incluso mayor controversia con los actuales dirigentes, después de que tanto Haro como López Catalán hayan atacado de nuevo al balear en los últimos tiempos, año y medio después del adiós de éste a la entidad heliopolitana. Tras conocerse ese movimiento de esos accionistas de referencia, el presidente y el vicepresidente tampoco se han quedado quietos y en sus agendas también aparecen nuevas reuniones en los próximos días.

También se espera el posicionamiento de otros actores importantes, como la Fundación Heliópolis, que siempre ha apoyado al actual consejo, pero que también ha expresado, tanto en privado como en la pasada Junta, su preocupación por la forma de dirigir algunas cuestiones de la entidad y que ahora también insistirían en ese aspecto.

Los movimientos entre los accionistas continuarán en las próximas horas. Cada vez faltan menos días para la Junta y las cartas empiezan a estar sobre la mesa, aunque la idea, en este momento, pasa por presentar una alternativa al actual consejo del Betis que deba ser votada en la asamblea.

El borrador

Aunque el documento que se destapó ayer no era una comunicación oficial, sus líneas maestras sí están en consonancia con lo que pretenden esos accionistas que quieren un cambio de gobierno en el Betis. "A través de esta nota de prensa queremos comunicar a esos béticos, accionistas, abonados y simpatizantes la constitución de una agrupación de accionistas béticos, con la intención de participar en la próxima Junta General de Accionistas del día 21 de diciembre de 2020 y aglutinar nuestras voluntades antes las relevantes decisiones que deben ser adoptadas en la misma, de acuerdo al orden del día establecido", se expone en ese borrador, donde también se hacía referencia a las conversaciones que se han mantenido estas semanas atrás con Ángel Haro y José Miguel López Catalán. "No han sido pocos los intentos de acercar posturas con el actual consejo de administración, de ofrecer modelos alternativos para poder conformar un consejo lo más representativo posible de las diferentes sensibilidades béticas, pero sin que ello conllevara necesariamente tener que asumir el proyecto que actualmente dirige a la entidad. Es decir, participar en la toma de decisiones de la entidad desde nuestra responsabilidad, pero también desde nuestro propio criterio e independencia. No ha sido posible", se apunta en una de las conclusiones para justificar ese movimiento que se ha gestado en la sombra y que ahora requiere un paso adelante definitivo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios