Betis

Un balance veraniego bastante positivo

  • El Betis de Quique Setién pone fin a la pretemporada con muchas más luces que sombras

  • El engranaje, salvo algunas lagunas, funciona bien

Canales se marcha del amarillo Ruiz de Galarreta, que lo agarra de la camiseta durante el partido en el Ramón de Carranza. Canales se marcha del amarillo Ruiz de Galarreta, que lo agarra de la camiseta durante el partido en el Ramón de Carranza.

Canales se marcha del amarillo Ruiz de Galarreta, que lo agarra de la camiseta durante el partido en el Ramón de Carranza. / Román Ríos / efe

Con la goleada ante Las Palmas en el Ramón de Carranza (4-0), el Betis puso fin a su pretemporada. Ahora toca ya pensar en lo serio, lo real, tras una preparación que tuvo muchas más luces que sombras y en la que el equipo parece un engranaje en el que los dientes encajan bastante bien.

Durante estas semanas de trabajo, Quique Setién, en su segundo verano al frente del Betis, ha sabido explicar y aplicar lo que quiere. Su idea de fútbol. Los que continúan de la pasada temporada lo saben y han afianzado estos reconocibles conceptos. Los nuevos, que no lo parecen, los han tomado como suyos desde prácticamente el momento en el que la pelota echó a rodar. Todo ello con el fin de estar lo más preparado posible para una ilusionante temporada en la que el regreso a Europa es la guinda. El beticismo ya desea que comience a rodar la bola de forma oficial.

La inercia positiva de los resultados

Los resultados en pretemporada no sirven para sumar puntos pero sí para generar sensaciones positivas y hacer habitual algo tan sencillo como ganar. Por ello, la inercia positiva de resultados con las que los de Setién comienzan la competición debe ser la primera piedra sobre la que crecer y cimentar una ilusionante temporada. Ocho victorias, tres empates y una única derrota es el balance con el que los helipolitanos han terminado este periodo de preparación estival. Con cuatro triunfos consecutivos han cerrado los helipolitanos los bolos veraniegos. "Hemos hecho una pretemporada increíble", resaltaba Canales tras el partido ante Las Palmas del sábado.

Una personalidad que vence y convence

Tras un año de transición, al que costó tomarle el pulso, el Betis ya sabe a lo que juega: quiere ser protagonista con la pelota. Los conceptos básicos los tiene asumidos y los plasma sobre el césped. Y Quique Setién se contragula por ello, puesto que ha sabido demostrar a la plantilla que su idea de fútbol puede llevar al éxito, o lo que es lo mismo, las victorias. Vencer y convencer, convencer y vencer. Porque, además, este Betis se ha convertido en un buen escaparate. "Quien venga a este equipo sabe que se divertirá", aseguró el técnico cántabro en alguna rueda de prensa estival al ser cuestionado por los fichajes. La forma de jugar atrae a importantes jugadores, tanto del mercado nacional como internacional. Canales, Inui o William Carvalho son un claro ejemplo de ello.

El esquema de tres centrales se afianza

Evidentemente, elevar algo en el fútbol a la categoría de definitivo es complicado e incluso atrevido, porque antes y durante los 90 minutos que dura un partido pueden ocurrir infinidad de cosas. Pero sí parece que el Betis ha encontrado su esquema de juego: el sistema con los tres centrales es el idóneo para este estilo. Intentó Setién en algunos envites de pretemporada regresar al sistema originario, con cuatro atrás, pero no funcionó. Durante esa puesta en escena, el equipo no era capaz de mostrar esa solidez necesaria que sí recuperaba cuando el cántabro volvía al sistema de tres centrales. De hecho, en los últimos amistosos, no ha habido probaturas en este sentido y Setién ha apostado por utilizar lo que mejor funciona.

Loren sigue siendo una garantía de gol

Desde que promocionó al primer equipo, Loren ha sabido responder con goles y buen juego a la confianza depositada en él por parte de la comisión deportiva y del entrenador. Su renovación este verano es una clara muestra de ello. El marbellí ha terminado la pretemporada con seis goles, siendo el máximo anotador de la plantilla en pretemporada. Boudebouzz, con cinco, lo sigue en esta clasificación estival. Su buen hacer lo sitúa en la pole como primera opción para el inicio de competición oficial sobre Sanabria y Sergio León.

La buena adaptación de los jugadores nuevos

Seis son las contrataciones realizadas por la comisión deportiva encabezada por Lorenzo Serra Ferrer, que espera, al menos, dos jugadores más para ampliar el abanico de opciones. Pau López y Joel Robles han llegado para renovar la portería; Sidnei ayudará a aportar fortaleza a la zona defensiva; William Carvalho, Canales e Inui, para reforzar la medular. Todos ellos han tenido minutos durante la pretemporada y, en mayor o menor medida, han demostrado estar listos para responder a las exigencias del técnico cántabro. Una buena adaptación que, en el caso de Canales, significa liderazgo en la medular con buen juego e incluso goles.

Continúan las lagunas a balón parado

Este es uno de los grandes lunares del equipo bético, una herencia que se mantiene de la pasada temporada: la falta de contundencia de la defensa en las jugadas a balón parado. Sin ir más lejos, en el encuentro del sábado ante Las Palmas en el Carranza volvió a ocurrir. Tras un córner, la pelota llegó a Mantovani, quien se plantó solo ante Pau López y disparó al portero, que envió la pelota a saque de esquina. Con la salida desde atrás también se han visto algunas lagunas. La concepción de que el juego comienza desde el portero ha puesto en peligro en alguna ocasión la meta bética, con pérdidas innecesarias en zonas de peligro. Aunque, entre comillas, es lógico, los dos nuevos porteros deben habituarse a este nuevo sistema de juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios