Real Betis | Informe económico El lado gris de las cuentas

  • El club bético se encuentra en causa de reducción de capital y su fondo de maniobra es negativo

Ángel Haro junto a José Miguel López Catalán. Ángel Haro junto a José Miguel López Catalán.

Ángel Haro junto a José Miguel López Catalán. / Inma Flores

Aunque el crecimiento del Betis ha sido espectacular en los dos últimos años, pasando el importe neto de la cifra de negocio de los 51.052.514,22 millones de euros de junio de 2016 a los 93.376.000 presupuestados para la actual, a lo que habría que añadir los ingresos extraordinarios por ventas, la entidad heliopolitana también presenta un lado más gris, como así reconoce el propio consejo en las cuentas anuales correspondientes al ejercicio anual terminado el 30 de junio de 2018.

“Al 30 de junio de 2018, la sociedad presenta un patrimonio neto positivo de 5.826.266,44 euros (5.958.822,12 euros a 30 de junio de 2017). De acuerdo con el Artículo 327 de la Ley de Sociedades de Capital, la sociedad se encuentra en causa de reducción de capital al quedar reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a las dos terceras partes del capital social, a no ser que éste se aumente o reduzca en la medida suficiente. Los administradores de la sociedad iniciarán en breve las acciones necesarias para restablecer el mencionado equilibrio patrimonial”, expone el propio consejo en su página 8 de las cuentas anuales.

De igual forma, el club también explica la situación con el fondo de maniobra –también llamado capital circulante–. “A 30 de junio de 2018 asciende a un importe negativo de 59.049.331,35 euros (50.386.517,43 euros negativo a 30 de junio de 2017)”, indica el consejo, que expone las causas del mismo: “Se ha generado, en gran parte, por las inversiones en inmovilizado intangible deportivo realizadas en el ejercicio y en menor medida por las inversiones en inmovilizado material. Estos impactos se han añadido a la propia naturaleza acreedora del capital circulante operativo de la sociedad, cuyo principal factor determinante es la existencia de la propia dinámica de las operaciones de la sociedad, de importantes saldos acreedores operativos (compras servicios, pagos fichas jugadores, cobros cuotas socios/abonos) que tienen una naturaleza recurrente, es decir, se renuevan año a año por la actividad operativa”.

La explicación de la entidad continúa añadiendo la causa de esos saldos acreedores recurrentes, a la vez que señala que “van a ser renovados y por tanto van a existir por importe similar al cierre de cada periodo”. Así, el consejo indica que “en definitiva, y esto es fundamental, la sociedad prevé obtener en éste y en el próximo ejercicio beneficios operativos significativos, es decir, los ingresos corrientes son superiores a los gastos, por la que la sociedad tras hacer frente a los compromisos de pagos por sus operaciones genera un excedente de tesorería para hacer frente a sus compromisos de pagos por inversiones”.

Incluso el consejo añade que “considerando lo anterior y teniendo en cuenta las previsiones de tesorería realizadas bajo hipótesis conservadoras para la temporada siguiente, se mitigan todas las dudas que pudieran surgir sobre potenciales riesgos de tesorería y sobre la situación financiera de la sociedad por la razón del fondo de maniobra negativo, por lo que los administradores de la sociedad han preparado las cuentas anuales atendiendo al principio de empresa en funcionamiento”.

Economistas consultados por este periódico restan importancia a las dos cuestiones anteriores, siempre y cuando se mantengan los ingresos previstos. Así, con el beneficio de cinco millones en el presupuesto del actual ejercicio, el Betis aumentaría el patrimonio neto para llegar al deseado equilibrio patrimonial; a la vez, ese superávit previsto también mejoraría la tesorería de cara al actual fondo de maniobra negativo. Eso sí, como el propio consejo resalta en su informe de gestión “para afrontar la temporada 2018-19, la sociedad pretende reforzar la plantilla deportiva para potenciar su papel en la competición, con el objetivo prioritario de consolidarse definitivamente en la Primera División, clave para cumplir con el Plan de Viabilidad y volver a clasificarse para competiciones europeas”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios