estilo de vida

La actividad física es el factor clave del gasto energético

  • El estudio Anibes analiza aspectos sociales y de estilo de vida que determinan el riesgo de obesidad

Dedicar unas dos horas y media a la semana al ejercicio previene el sobrepeso.

Dedicar unas dos horas y media a la semana al ejercicio previene el sobrepeso. / archivo

La revista científica PLoS ONE ha publicado recientemente un estudio que explica por qué la obesidad general y abdominal está relacionada con la actividad física, el hábito tabáquico y de sueño, y mediada por el nivel educativo, a través de los resultados del estudio científico Anibes en España.

Se trata de nuevas evidencias a partir de datos antropométricos, ingesta de macronutrientes y micronutrientes y sus fuentes, así como el nivel de actividad física y datos socioeconómicos de la población, que ha sido coordinado por la Fundación Española de Nutrición (FEN). El objetivo ha sido analizar la relación entre los diferentes factores socioeconómicos y los estilos de vida, incluida la actividad física, con el padecimiento de sobrepeso, obesidad general y abdominal.

El grado de actividad física que se realiza es un determinante clave para conocer el gasto de energía. Según explica Rosa María Ortega, directora del Grupo de Investigación Valornut y Catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, este estudio pone de relieve que "la actividad física de intensidad vigorosa puede tener un mayor efecto en la prevención del sobrepeso y de la obesidad que la actividad física de menor intensidad". Asimismo, subraya que se ha demostrado una reducción padecimiento de sobrepeso y obesidad general y abdominal en individuos que dedican más de 150 minutos a la semana a realizar actividad física de intensidad vigorosa, sin que se encuentre una influencia significativa al considerar la actividad de intensidad inferior". De la misma manera, la experta indica que un mayor tiempo viendo la televisión o realizando actividades sedentarias "también es un factor de riesgo relevante para padecer obesidad tanto general como abdominal".

Por otro lado, los resultados del estudio científico Anibes sugieren que dormir siete horas o más al día se asocia con un menor riesgo de padecer obesidad general y abdominal, un riesgo que se reduce todavía más a partir de las 8 horas diarias de sueño.

Además, Ortega añade que "el nivel educativo puede ejercer influencia en la salud y el peso corporal ya que está relacionado con el conocimiento en temas de salud y de estilos de vida saludables, incluidos los hábitos de alimentación y de actividad física". uUn nivel educativo universitario estaba inversamente asociado con el padecimiento de sobrepeso y obesidad general.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios