Terapias CAR-T

Un anhelo histórico de la medicina

  • El doctor José Antonio Pérez-Simón analiza la experiencia del Hospital Virgen del Rocío en el manejo de las CAR-T, el último paradigma contra las hemopatías malignas

  • “Es una tratamiento disruptivo que ha cambiado la manera de acercarse al cáncer”, explica el experto

El doctor José Antonio Pérez Simón, jefe de Servicio y director de Hematología y Hemoterapia en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. El doctor José Antonio Pérez Simón,  jefe de Servicio y director de Hematología y Hemoterapia en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

El doctor José Antonio Pérez Simón, jefe de Servicio y director de Hematología y Hemoterapia en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. / José Ángel García

La terapia CAR-T responde al acrónimo de terapia de células T con receptores quiméricos de antígenos. Es una terapia compleja que, grosso modo, logra que un tipo concreto de glóbulos blancos, células T, luchen contra el cáncer. En el marco teórico son un tipo de terapia génica o celular. Es una de las innovaciones que más ha revolucionado el ámbito de las neoplasias hematológicas, aunque las expectativas están puestas también en otros tipos de tumores de sólidos. Con motivo del Día Mundial del Cáncer, celebrado el pasado jueves, José Antonio Pérez-Simón, responsable de la Unidad de Hematología del Hospital Virgen del Rocío, analiza el impacto de estas terapias en su especialidad y como ha sido la experiencia de este hospital como uno de los ocho centros de referencia que aplican esta terapia en España. “Nuestra experiencia arrancó en marzo de 2019, a la par que el Plan de Abordaje de Terapias Avanzadas del Sistema Nacional de Salud, en estos dos años hemos llegado a ser ocho centros de referencia a nivel nacional para adultos y cuatro para población infantil. Nuestro centro es el único centro de referencia andaluz y administra estas terapias tanto a adultos como a población infantil”.

"En el caso de las leucemias linfoblásticas agudas su impacto ha sido especialmente destacable"

A la hora de estimar el alcance en su especialidad, Pérez–Simón aclara que “ es un tratamiento innovador, disruptivo, que ha cambiado la manera de acercarse a algunos tipos de pacientes de determinados tipos de cáncer”. Concretamente, “en el caso de las leucemias linfoblásticas agudas su impacto ha sido especial ya que estamos pudiendo tratar a pacientes que habían fracasado con el trasplante alogénico y con otras líneas de tratamiento con muy pocas alternativas de curación a largo plazo”.

De este modo, “los estudios pivotales muestran que tras el tratamiento con terapias CAR–T, los pacientes presentan una supervivencia libre de enfermedad cercana a los 3 años para el 60%. En el caso del linfoma difuso de células grandes, también hay pacientes que han recaído tras al menos dos líneas de tratamiento previas y con mal pronóstico, con una media de supervivencia de seis meses, y estamos alcanzando en los estudios unas altas tasas de remisiones completas del 40% a tres años”.

El paradigma va más allá de las hemopatías malignas, con ensayos prometedores en el campo de los tumores sólidos

Por tanto, esta innovación terapéutica ha aterrizado con bastante éxito en el ámbito de estas dos hemopatías malignas, pero el abanico se va abriendo a otros subtipos de linfomas, en otras hemopatías malignas como el mieloma múltiple e incluso más allá de las hemopatías malignas, con ensayos prometedores en el campo de los tumores sólidos. En ese sentido, Pérez-Simón aclara que “además de los tratamientos con CAR–T comerciales, tenemos abiertos algunos ensayos en esa línea; concretamente, contamos con un ensayo en sarcomas con pacientes con muy pocas opciones y estamos avanzado para incluir otros tumores sólidos como pulmón, mama o tumores digestivos”. El experto reconoce que las CAR–T son, por tanto, “un nuevo paradigma y una nueva aproximación terapéutica que estamos solo empezando a conocer”.

El Hospital Virgen del Rocío es el único centro andaluz de los 11 hospitales que ejercen como centros de referencia a nivel nacional. El Hospital Virgen del Rocío  es el único centro andaluz de los 11 hospitales que ejercen como centros de referencia a nivel nacional.

El Hospital Virgen del Rocío es el único centro andaluz de los 11 hospitales que ejercen como centros de referencia a nivel nacional. / José Ángel García

A la hora de valorar si se están cumpliendo las expectativas generadas, explica que “inicialmente los resultados reportados a nivel nacional e internacional estaban un poco por debajo de los resultados de los ensayos clínicos, pero poco a poco hemos ido mejorando y cada vez los datos se han ido acercando más a lo reportado en los ensayos”. Las causas pueden estar en que “también existe un periodo de aprendizaje para todos, sobre todo a la hora de seleccionar los pacientes que más se pueden beneficiar”.

El experto reflexiona sobre el alcance de las CAR-T subrayando que “un anhelo histórico de la medicina ha sido el de poder manipular el sistema inmunológico para aprovechar su capacidad de destruir las células tumorales y estimularle o enseñarle a reconocerlas de manera específica. En un marco teórico sobre esto se viene trabajando desde hace 100 años, posiblemente las terapias CAR–T son el paso más grande dado hasta ahora para lograr que el sistema inmunológico del propio paciente actúe selectivamente contra las células tumorales. Esto, que ya es una realidad en las hemopatías malignas, a buen seguro acabara mostrando su eficacia en otros tipos de tumores”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios