Los templos laicos

Antigua Abacería de San Lorenzo: la cuaresma en el plato

  • La cocina del establecimiento de la calle Teodosio vive intensamente la cuaresma

Potaje de garbanzos, 'papas aliñás' y hojaldre relleno de bacalao. Potaje de garbanzos, 'papas aliñás' y hojaldre relleno de bacalao.

Potaje de garbanzos, 'papas aliñás' y hojaldre relleno de bacalao.

"Aquí había antes una lechería, una frutería y una escuela de doblaje". Si no fuera porque lo dice su propietario, Ramón López de Tejada, sería complicado creerlo. Ahora, en la Antigua Abacería de San Lorenzo, ubicada en el número 53 de la calle Teodosio, hay de todo. Quesos, vinos, fotografías. Y, por supuesto, cofradías. Un costal cuelga cerca de la barra junto a un cartel de la Semana Santa. En el vestíbulo, el Gran Poder; en la planta de arriba, torrijas y pestiños.

La cuaresma allí es un hecho incluso antes de entrar. "Hoy es vigilia", indica la pizarra de la puerta. Y en el rincón más recóndito de la abacería hay un azulejo de la Tertulia Cofrade La Venia. "Está formada por ex diputados mayores de gobierno del Miércoles Santo y uno de sus fundadores es Francisco Vélez, que por aquel momento era delegado de ese día", explica Ramón. También se reúnen otras tertulias en su local: la de los genoveses y la de los ferrancenses. Y en clave humorística cofradiera se da el pregón grotesco, "que todos los años lo da el mismo y así no hay peleas", comenta sonriente.

La charla entre cofrades, que se produce en cualquier recodo de la barra, está durante la cuaresma acompañada de platos típicos de este tiempo. Las papas aliñás con bacalao, las espinacas con garbanzos en su picatoste o el hojaldre relleno de bacalao con tomate son algunas opciones antes de los postres, que comparten vitrina con los tradicionales nazarenos de caramelo. "Venir a la abacería en cuaresma es una explosión de sabores en torno al bacalao y a los dulces de cuaresma", sentencia orgulloso Ramón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios