El Palquillo

La Exaltación debe pagar 600.000 euros por las obras de Santa Catalina

  • El Arzobispado requiere a la hermandad este dinero por los trabajos en sus dos capillas.

Fachada principal de la Iglesia de Santa Catalina Fachada principal de la Iglesia de Santa Catalina

Fachada principal de la Iglesia de Santa Catalina / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 3

El Arzobispado de Sevilla le reclama a la Hermandad de la Exaltación 600.000 euros por las obras de restauración de la iglesia de Santa Catalina. Se trata de una cantidad que corresponde a los trabajos realizados en las dos capillas que son propiedad de la corporación, la sacramental y la que acoge al Cristo de la Exaltación y la Virgen de las Lágrimas. Fuentes eclesiásticas confirmaron este martes a este periódico que hace ya algunas fechas fue remitido un requerimiento desde el departamento de Obras y Rehabilitaciones del Arzobispado, que depende de la Secretaria General, que preside Isacio Siguero y del ecónomo, Alberto Benito, solicitándole a la hermandad este dinero. Fuentes del Arzobispado se limitaron a explicar este martes que la comunicación enviada se limita informar de la cantidad que le corresponde a la Exaltación sobre el global de la restauración integral del templo, cuya última fase, ahora en marcha, asciende a algo más de dos millones de euros. Desde el Arzobispado también señalaron que la Hermandad de la Cena ha tenido que hacer frente a las obras de los Terceros, contando siempre con el apoyo de la Archidiócesis, que ha avalado el crédito necesario para ello.

El requerimiento del Arzobispado a la hermandad ha llegado menos de un año después de la demanda presentada por la constructora San José, empresa que llevó a cabo la segunda fase de la rehabilitación integral del templo, por discrepancias por las cantidades de dinero que reclamaba por la finalización de estos trabajos y las que la dirección facultativa estimaba que debían pagarse en virtud del presupuesto aprobado inicialmente. Se da la circunstancia de que el apoderado de esta empresa es el hermano mayor de la Exaltación, José Manuel Marcos. Este periódico intentó contactar este martes con el hermano mayor para recabar su versión, aunque no atendió al teléfono. La demanda de San José paralizó las obras un par de meses, aunque el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 levantó en junio las medidas cautelares decretadas en abril y las obras prosiguieron.

Las obras de la tercera y última fase deberían terminar para la próxima cuaresma

Este periódico consultó este martes a varios abogados y especialistas en Derecho Canónico sobre el requerimiento del Arzobispado. Joaquín Moeckel, ex hermano mayor del Baratillo, aunque no quiso entrar en muchos detalles por desconocer cómo se ha desarrollado el procedimiento, lanzó varias preguntas: "Lo primero que habría que saber es si estas dos capillas están inscritas en el Registro de la Propiedad a nombre de la hermandad dentro de la iglesia de Santa Catalina, como sucede con la del Gran Poder en San Lorenzo, la Quinta Angustia en la Magdalena o Pasión en el Salvador. Posteriormente, habría que ver cómo se ha contado con la hermandad para hacer esas obras: si conocía el proyecto, si ha participado en las reuniones...".

Tras conocerse que el Arzobispado requería a la hermandad el pago de los 600.000 euros los hermanos han comenzado a moverse para solicitar la convocatoria de un cabildo general extraordinario para que la junta de gobierno dé las oportunas explicaciones. Además, el director espiritual de la corporación presentó su renuncia hace algún tiempo, sin que el Arzobispado la haya aceptado por el momento, ya que le hermandad celebrará elecciones el próximo mes de junio y es previsible que el arzobispo, monseñor Asenjo, designe a un nuevo director espiritual junto a la proclamación de la nueva junta de gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios