CICLO DE COLOQUIOS: PATRIMONIO ARTÍSTICO DE LA SEMANA SANTA DE SEVILLA Clase de cartelismo cofradiero

  • Daniel Bilbao y Chema Rodríguez, que denunció tras el acto "amenazas por redes sociales", participaron en la Fundación Cajasol en un coloquio

Chema Rodríguez, Milagros Ciudad y Daniel Bilbao durante el coloquio.

Chema Rodríguez, Milagros Ciudad y Daniel Bilbao durante el coloquio. / Juan Carlos Muñoz

La Fundación Cajasol se convirtió en un aula de la Facultad de Bellas Artes. Los profesores fueron los doctores Daniel Bilbao y Chema Rodríguez. Y la asignatura a tratar era el cartel pictórico de la Semana Santa de Sevilla. Un asunto sobre el que los protagonistas, cartelistas de 2020 y 2021 respectivamente, se explayaron respondiendo las preguntas de la moderadora, Milagros Ciudad, delegada de Hermandades de Gloria del Consejo de Hermandades y Cofradías.

Presentó a los artistas y partió de la premisa fundamental del cartel de cada año: su función comunicativa.-creativa. Y utilizó la definición de moda: "Es un grito en la pared". Algo en lo que Bilbao y Rodríguez coincidieron antes de comenzar una charla que partió de lo personal. Bilbao, actual decano de Bellas Artes, fue profesor de Rodríguez y, más tarde, director de su tesis. La complicidad existente entre ellos permitió un coloquio fluido en el que se dedicó gran parte al "peso" que supone el pintar el cartel de tan importante fiesta mayor de Sevilla. "No eres consciente hasta que sales a la calle y la gente te para", dijo Bilbao. Rodríguez, diez años menor que su mentor, asintió y añadió: "Nos pegamos toda la vida deseando un encargo así hasta el día que llega".

El cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2021. El cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2021.

El cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2021. / Juan Carlos Vázquez

A ambos les sorprendió la repercusión que tiene el encargo, aunque conozcan como late la ciudad en estos menesteres. "Es uno de los sueños de los pintores sevillanos", reconoció Rodríguez, que está saboreando la diversidad de opiniones que ha despertado su obra, presentada el pasado fin de semana. Bilbao dio su visión sobre cómo se trata en Sevilla lo nuevo: "Es una ciudad que en principio rechaza, pero al poco lo hace suyo para siempre". Puso como ejemplos el campanario de la Giralda, las setas de la Encarnación o el edificio de Previsión Española. "La evolución es inevitable y necesaria", apuntó su ex alumno antes de cambiar de tema.

Tras ello, hablaron de lo que es para ellos un cartel y del posible futuro que puede tener. "Un cartel no es un cuadro al que se le colocan letras, sino tiene códigos propios", explicó el decano. Rodríguez sumó que "de lejos tiene que funcionar, no debe estar sobrecargado y se debe leer bien lo que anuncia", al tiempo que alertó de que "hay artistas que no salen del cartel cofradiero". Y ambos, a pesar de ser artistas plásticos, abrieron una puerta a un cambio de tipología en el futuro: "Animo a que se hagan carteles con diseño gráfico, fotos o grabados". Chema Rodríguez es firme defensor de una renovación estilística del tradicional anuncio pictórico. Daniel Bilbao aludió a la modernización del proceso de trabajo y aseguró que "no hay artista que trabaje sin ordenador porque ha cambiado la percepción de todo".

El cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2020. El cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2020.

El cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2020. / Juan Carlos Vázquez

Por último, hablaron de lo que puede ser esta Semana Santa sin procesiones. Chema Rodríguez animó a recrear en las casas el contenido de su cartel. "En Sevilla nunca ha triunfado el decorador porque todo el mundo lleva dentro un prioste", argumentó en alusión a los rincones cofradieros domésticos. Y recordó que en los oficios de la Semana Santa "las parroquias sacan lo mejor que tienen".

Rodríguez denuncia "amenaza por redes sociales"

Al término del coloquio el actual cartelista, Chema Rodríguez, continuó con su periplo de entrevistas por los medios de comunicación de la ciudad. En la Cadena Ser explicó los detalles de su obra y dejó una manifestación sorprendente: "He recibido hasta amenazas por mi cartel de Semana Santa". Unas intimidaciones que han obligado al artista a poner el asunto "en manos de la policía". Hace un llamamiento a la calma y espera poder seguir disfrutando de su condición de autor del anuncio de la fiesta religiosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios