El Palquillo

Crean un gel hidroalcohólico con olor a incienso

  • Tras el producto se encuentra el Grupo Campa, del sevillano Antonio Mendoza

Una joven utiliza un dispensador de gel situado a la entrada de la Catedral de Sevilla. Una joven utiliza un dispensador de gel situado a la entrada de la Catedral de Sevilla.

Una joven utiliza un dispensador de gel situado a la entrada de la Catedral de Sevilla. / José Ángel García

Los fieles que hayan acudido a las iglesias de Sevilla en los últimos días se habrán familiarizado ya con el olor a alcohol que deja el necesario gel hidroalcohólico que se dispensa a la entrada. Este aroma puede tornarse en uno más familiar para cofrades y devotos, como es el incienso gracias a Antonio Mendoza, hijo del campanero de la iglesia del Salvador que ha ideado este gel con olor a incienso.

Este novedoso y original producto, que está llamado a convertirse en un imprescindible en las iglesias mientras haya que convivir con el Covid-19, fue lanzado a la venta ayer y ya ha tenido un enorme éxito. Para su realización, Mendoza cuenta con la colaboración de una empresa valenciana, como ha explicado a este periódico: "Yo le he estado dando vueltas durante el confinamiento. Hablamos con la empresa de Valencia el mes pasado. Les planteamos hacer un gel con olor a azahar o incienso. Ellos lo estuvieron estudiando y lo han sacado. Se ha estado vendiendo a modo de prueba en Valencia y ha tenido mucha aceptación. Ayer miércoles lo pusimos a la venta en Andalucía y está teniendo mucha aceptación".

En las 24 horas que el gel con olor a incienso lleva a la venta han recibido pedidos de Sevilla, Huelva, Cádiz o Málaga. En la mañana de este jueves han vendido más de 15. garrafas a iglesias y hermandades, que las comenzarán a recibir en cuanto llegue el camión de distribución desde Valencia.

El anuncio del Grupo Campa. El anuncio del Grupo Campa.

El anuncio del Grupo Campa. / D. S.

Mendoza, a través del Grupo Campa, que es un conglomerado de 11 empresas que colaboran unas con otras según sus necesidades, también ofrece a hermandades e iglesias dispensadores de geles o máquina de ozono para la limpieza: "Llevamos un año funcionando. Ahora, con el coronavirus, el tema de las campanas se ha quedado muy parado y no había más remedio que reinventarse y pensar en las necesidades que pudieran tener las hermandades y las iglesias".

El Grupo Campa también ha estado trabajando en la plataforma Cantillana imprime vida, que ha entregado más de 31.000 pantallas protectoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios