Cofradías

Las Esperanzas están en besamanos

  • La Macarena y Triana son un hervidero de fieles, que hacen cola para dar culto a sus imágenes

Besamanos de Esperanza de Triana y Macarena Besamanos de Esperanza de Triana y Macarena

Besamanos de Esperanza de Triana y Macarena / José Angel García (SEVILLA)

Mitad de diciembre, besamanos por partida doble. La Esperanza Macarena y la Esperanza de Triana se exponen al culto de sus fieles, que se cuentan por miles en los templos. Ambas son protagonistas del adviento que anuncia la llegada de la Navidad y del final del año.

La Esperanza de Triana se halla expuesta en devoto besamanos hasta el miércoles 18 de diciembre, festividad litúrgica de la Expectación del Parto. Con motivo de estos cultos, luce la saya bordada en el taller de Santa Bárbara y diseñada por Francisco Javier Sánchez de los Reyes en el año 2009 de cara a los fastos de las bodas de plata de la coronación canónica pontificia. El manto, por su parte, fue realizado en el taller de Elena Caro siguiendo el dibujo de Juan Antonio Borrero en 1994, así como la toca de las hermanas Martín Cruz y diseñado por una de ellas, Carmen, en 1965.

La Esperanza también porta en sus sienes la corona de oro de su coronación canónica pontificia, labrada en el taller de Orfebrería Triana y dibujada por el ya citado Borrero. En el pecho luce el puñal realizado por el joyero Fernando José Ortiz de Lanzagorta i Vivet en 2008 con oro, oro blanco, esmeraldas, brillantes, amatistas y aguamarinas, el ancla ejecutada en la Joyería Mill en 2012 y donada por la familia Arispón, y las doce florecillas de oro blanco. La Virgen, en su interior, no visible, porta la Medalla Pro Ecclesia et Pontifice concedida al recientemente fallecido Francisco Rodríguez Moreno, el Mudo de Santa Ana, en 2008.

La Macarena continúa con la organización del pasado año

La Hermandad de la Macarena mantiene este año las mejoras organizativas en el besamanos introducidas en 2018 y que permitieron que un mayor número de hermanos y devotos (más de 53.000 en total) pudieran encontrarse de la Virgen de la Esperanza sin sufrir largas esperas en la cola.

El besamanos de este año dura cinco días, desde el sábado 14 al miércoles 18 de diciembre. Se mantendrá el turno de 7:00 a 8:45 solo para los hermanos. Esta hora y cuarenta y cinco minutos por día permitirá a muchos hermanos, que por razones de trabajo, familiares y de otra índole no podían asistir al besamanos, hacerlo de una manera más cómoda e íntima.

También se repetirá el recorrido acotado para agilizar el paso de los devotos por el besamanos de una manera cómoda, con pasillos habilitados para las personas con movilidad reducida. La reorganización del acceso y la salida del besamanos favorecen el tránsito de un mayor número de devotos de una manera más fluida, sin esperas ni tapones. No obstante, aquellas personas que deseen acceder a la Basílica podrán hacerlo por la puerta principal del templo.

Otra novedad con respecto a años anteriores es la habilitación en el atrio de la Basílica de un parking para carritos de niños pequeños. Los padres podrán pasar así por el besamanos de una manera más cómoda y se evitará que estos carritos entorpezcan el tránsito de la cola.

La O y Gracia y Esperanza, también en besamanos

No sólo las dos dolorosas más conocidas de la ciudad están en besamanos. En la parroquia de la O y en la parroquia de San Roque están expuestas sendas Esperanzas también en la Expectación del Parto. En el templo junto a la calle Recaredo el horario es el siguiente: domingo de 10:30 a 20:00, lunes y martes de 11:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00 y miércoles de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00.

En Triana, en la calle Castilla, la apertura es el domingo y el miércoles de 10:00 a 20:00. El lunes y martes es de 10:00 a 13:30 y de 18:00 a 20:00. Durante este culto también se celebra el triduo a la Virgen de la O los días 15, 16 y 17 a las 20:30.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios