Exposición iberoamericana en Madrid De México al Prado parando en la Mortaja

El ‘Descanso en la huida a Egipto’ sobre la entrada a la sacristía del ex convento de la Paz.

El ‘Descanso en la huida a Egipto’ sobre la entrada a la sacristía del ex convento de la Paz. / José Ángel García

La Hermandad de la Mortaja prestará al Museo del Prado dos pinturas del mejicano Miguel Cabrera. Las obras se encuentran expuestas en el ex convento de la Paz, sede canónica de la corporación del Viernes Santo. En concreto, una está encima de la sacristía, Descanso en la huida a Egipto; y otra arriba de la vitrina del simpecado de la hermandad, Los desposorios de la Virgen. Dos de las doce obras que componen una serie de lienzos sobre la vida de la Virgen y que despertaron el interés de Rafael López Guzmán, catedrático de Historia del Arte Iberoamericano en la Universidad de Granada y comisario de la exposición Tornaviaje. Arte Iberoamericano en España. En ella participarán estas dos obras, que datan del siglo XVIII y se podrán disfrutar en la prestigiosa pinacoteca madrileña desde el 5 de octubre de este año hasta el 13 de febrero de 2022.

Según explica la web del propio Museo del Prado, "el tornaviaje o viaje de regreso nos permite valorar las obras de arte que llegaron desde América a España y, por extensión, a Europa durante la Edad Moderna". La finalidad de esta muestra es visibilizar, a través de aproximadamente un centenar de obras, este rico patrimonio que, proveniente del Nuevo Mundo, se conserva en instituciones culturales, espacios religiosos o colecciones particulares. La muestra se organiza en cuatro grandes secciones: Geografía, Conquista y Sociedad, El panteón americano. Devociones de ida y vueltaLas travesías del arteImpronta indiana.

La obra ‘Los desposorios de la Virgen’, en el ex convento de la Paz. La obra ‘Los desposorios de la Virgen’, en el ex convento de la Paz.

La obra ‘Los desposorios de la Virgen’, en el ex convento de la Paz. / José Ángel García

El historiador del arte Lázaro Gila ya publicó en 2008 en la revista Anales del Museo de América un artículo donde da a conocer esta interesante y desconocida serie mariana del pintor norteamericano. Y no solamente se centró en ella, sino que, a modo de introducción, ofreció un breve estudio tanto del edificio como de los otros bienes muebles de esta olvidada iglesia sevillana, antaño templo conventual de una comunidad de religiosas agustinas calzadas. Curiosamente fue en una visita casual cuando se percató de su existencia, e inmediatamente, sin dudarlo, se la atribuyó a Cabrera, del que ya ha dado a conocer otras obras inéditas. "Es bastante normal, que en Sevilla, puerta y puerto de Indias, donde aún se conserva un importante patrimonio pictórico de origen hispanoamericano, se conserve esta singular serie de doce lienzos dedicados a narrar los momentos más importantes de la vida de la Virgen", explica Gila.

En dicho artículo habla de Cabrera, al que define como "genial artista oaxaqueño establecido en ciudad de México y creador de uno de los talleres más activos, prolíficos y complejos de su época". Revela que fue "amigo y protegido de las altas autoridades de la capital del virreinato de la Nueva España, de las principales órdenes religiosas y sobre todo de la aristocracia criolla". Y cuenta "con cierta frecuencia salen a la luz en España obras de su mano o taller, mas, suelen ser obras sueltas, nunca una serie de esta envergadura, cuya presencia alcanza aún un mayor relieve si pensamos que la única existente y documentada hasta ahora, que perteneció a una ilustre familia murciana, desde hace unos años se encuentra dispersa e incluso algunos lienzos en paradero desconocido", finaliza.

Juan Manuel Fernández, hermano mayor de la Mortaja, celebra la "sorpresa" de que hayan seleccionado dos obras del templo para una muestra de esta envergadura. No duda en afirmar que esta cesión "pone en valor el patrimonio de la hermandad" y ya resta los días para que a finales del verano vengan a por ellas para trasladarlas a Madrid. Hasta entonces, podrá seguir disfrutando él y todos los que visiten el templo de la calle Bustos Tavera la revalorizada serie de pinturas marianas al completo. Tanto las dos protagonistas que saldrán hacia Madrid como las otras diez pinturas que decoran las paredes del antiguo convento de la Paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios