de

Mantilla

Mantilla Mantilla

Mantilla

Metidos en amplios cajones de madera se guarda el ajuar de nuestras Dolorosas que conservan y cuidan con sumo esmero las hermanas camareras y que son auténticas joyas dignas de ser expuestas para disfrute de hermanos y cofrades. Éste es el caso de la mantilla de las palmeras de la Virgen de las Angustias realizada en el siglo XIX, de autor anónimo, de encaje de Bruselas, donación de la duquesa de Peñaranda para que la Señora la luciera como toca de sobremanto y que, pasado el tiempo, se convirtió en seña de identidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios