El Palquillo

Los hermanos mayores deciden este martes sobre la devolución del dinero de las sillas de la Semana Santa

  • La asamblea extraordinaria se celebrará a partir de las 19:00 en el Patio de la Montería del Alcázar.

Varios pavos reales en el Patio de la Monteria, donde se reúne el Consejo este martes. Varios pavos reales en el Patio de la Monteria, donde se reúne el Consejo este martes.

Varios pavos reales en el Patio de la Monteria, donde se reúne el Consejo este martes. / Antonio Pizarro

Un lugar histórico para tomar una decisión también histórica. Los 125 hermanos mayores de penitencia, gloria y sacramentales, están citados en la tarde de este martes en el Real Alcázar en una asamblea extraordinaria para decidir cómo se devolverá el dinero de las sillas de la carrera oficial de la Semana Santa de Sevilla, suspendida por la pandemia del coronavirus.

La reunión se produce una vez que Sevilla ha entrado en la fase 2 de la desescalada, que permite una reunión de este tipo con las oportunas medidas de seguridad, y después de que muchos abonados se hayan dirigido al Consejo mediante un formulario para pedir el reembolso de las cantidades pagadas, y tras varias denuncias formuladas por Facua Sevilla.

Los hermanos mayores están citados a las 18:30, en primera convocatoria; a las 19:00, en segunda. El orden del día es el siguiente:

  • Preces
  • Confección del censo de asistentes
  • Presentación, análisis y aprobación, si procede, del proyecto para poner a disposición de los abonados de las sillas y palcos el importe de sus respectivos abonos de 2020, así como de las medidas económicas y financieras a adoptar para la ejecución de dicho proyecto.

Según ha podido saber este periódico, la junta superior, cuyo presidente es Francisco Vélez, esgrimirá un argumento moral para defender la devolución del dinero. La devolución no será automática, sino que los abonados tendrán que solicitarla y elegir entre varias opciones.

De manera paralela, el Consejo pondrá a disposición de las hermandades un instrumento financiero llamado confirming para que puedan recibir la parte de la subvención que quedaría pendiente y así no sufrir un gran agujero en sus cuentas y su tesorería. Esta herramienta se viene utilizando por el Consejo en los últimos años para adelantar el dinero de la explotación de las sillas y palcos de la carrera oficial a las hermandades que lo necesitan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios