El Palquillo

Un pregón muy cercano

  • La visión de la mujer cofrade y las vivencias que se repiten en las casas cada Semana Santa, lo más destacado

La recepción en el Palacio Gótico del Real Alcázar previa al almuerzo del pregón La recepción en el Palacio Gótico del Real Alcázar previa al almuerzo del pregón

La recepción en el Palacio Gótico del Real Alcázar previa al almuerzo del pregón / Juan Carlos Vázquez

La pregonera tuvo un momento especial para las mujeres de las hermandades. Las dos que forman parte de la Junta Superior del Consejo de Hermandades y Cofradías explicaron en la recepción del Real Alcázar la importancia de que contara sus vivencias de mujer cofrade.

Milagros Ciudad, delegada de Glorias, destacó que el pregón ha sido "de la calle, con mucha fe y muy femenino porque ha contado vivencias que un hombre jamás podría contar como que la primera túnica de sus hijos fue su vientre materno”. Una exaltación que ha sabido unir, según la delegada, su condición de madre, hija, esposa, hermana y trabajadora "sin aspavientos, de un modo natural".

La otra mujer miembro del Consejo de Hermandades, Miriam Olga de Frutos, también delegada de Glorias redundó en que la pregonera había puesto sobre la mesa "las vivencias de una mujer cofrade".

Por su parte, el fiscal jefe de Sevilla, Luis Fernández Arévalo, destacó la importancia del tema social en el pregón, además del canto a la madre "que todos hemos sentido".

Para Damián Álvarez, presidente de la Audiencia Provincial de Sevilla, el pregón ha estado lleno de "arte y profundidad". Incluso ha aventurado, que para él existen dos pregones en los últimos años: el de RafaelSerna y este.

Antonio Piñero, ex presidente del Consejo, explicó que "ha sido un canto a la madre, lleno de vivencias que todos hemos tenido y que ha plasmado".

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero señaló como especialmente significativo el momento en el que la pregonera cuenta el ajetreo que se produce en una casa antes de salir la cofradía de la familia. “En las Penas de San Vicente somos hermanos, sobrinos, primos. Casi un tramo de la cofradía”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios