El Palquillo

El resumen en vídeo del Martes Santo 2019 en la Semana Santa de Sevilla

  • San Esteban, el Cerro, la Candelaria, San Benito, el Dulce Nombre, los Javieres, los Estudiantes y Santa Cruz realizaron estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral.

El resumen en vídeo del Martes Santo 2019 en la Semana Santa de Sevilla

Comentarios 0

Pleno de cofradías en la calle en la jornada del Martes Santo en Sevilla. Las ocho hermandades que tenían previsto realizar su salida pudieron concluir sin incidencias destacadas sus respectivas estaciones de penitencia al templo mayor de Sevilla. Se estrenaba orden de paso por la carrera oficial y horarios para la totalidad de las hermandades que componen el día.

A las cuatro y diecisiete de la tarde, con tres minutos de antelación, pedía la venia, en el palquillo del Consejo General de Hermandades de la Plaza de la Campana, la Hermandad de San Esteban, que tras los cambios producidos en el reajuste del Martes Santo quedaba situada en el primer lugar de paso por la carrera oficial.

La Hermandad del Cerro del Águila ponía por primera vez al Señora de la Humildad, obra de Juan Manuel Miñarro, estrenando paso realizado por Francis Verdugo, Gonzálvez y Hermanos Delgado. El paso venía acompañado por la banda de cornetas y tambores de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de Huelva, interpretando las marchas Señor de Sevilla, RéquiemCrucifixión y Jesús de las Penas, a su paso por la Plaza de la Campana. Sones de la Banda del Sol para el Cristo del Desamparo y Abandono, atribuido a Francisco de Ocampo; y de la banda de las Nieves de Olivares tras el palio de Nuestra Señora de los Dolores, obra de Sebastián Santos.

En tercer lugar llegaba a la carrera oficial la Hermandad de la Candelaria, con algunas restauraciones: varales, candelería del palio y peana de la Virgen, así como la cruz de guía y faroles, trabajo realizado por Orfebrería Ramos. Una treintena de costaleros en cada paso, Juan María Gallardo en el Cristo y José Miguel Gallardo en la Virgen. Las Tres Caídas de Triana y la Cruz Roja de Sevilla acompañan a los sagrados titulares de esta corporación. Tras el Cristo sonaron las marchas A esta es, Nazareno de la Salud, Sentencia de Cristo y Vía Crucis de Salud. La Virgen de la Candelaria es obra de Manuel Galiano en 1924, siendo el Nazareno de la Salud atribuido al círculo de Ocampo. El palio entraba en la carrera oficial con las marchas Virgen del Rosario (Beigbeder), María Santísima de la Candelaria (Braña), Candelaria (Marvizón), y Candelaria, luz de Sevilla (Segado).

El Martes Santo se desarrollaba sin ningún retraso, y así llegaría San Benito, en el ecuador de la jornada. El misterio de Castillo Lastrucci avanzaba a las órdenes de Jesús Candela, llegando a la carrera oficial con las marchas Alma de Dios, Presentado a Sevilla, En tu Victoria nuestra Fe, Entregado a su Pueblo y Martes Santo en la Calzá, sonando por parte de la agrupación musical de la Encarnación. Excepcional sonido de la banda del Cristo de la Sangre tras este crucificado obra de Francisco Buiza. La Virgen de la Encarnación llegaba al centro de la ciudad en el año en el que se conmemora XXV aniversario de su coronación canónica, motivo por el que volverá a salir en diciembre.

Dos minutos antes de las ocho y media pedía la venia la Hermandad del Dulce Nombre. Se estrenaban potencias de Jesús Domínguez para Nuestro Padre Jesús ante Anás. Sería el último pase de la banda de las Cigarreras por la carrera oficial hasta el sábado, ya que miércoles, jueves y viernes no pudieron tocar por las inclemencias del tiempo en sus cofradías. Sonaron las marchas Refúgiame y Dulce Nombre de María tras el misterio, a su paso por la Campana. La Filarmónica de Nuestra Señora de la Oliva interpretó las marchas Virgen del Refugio (Pedro Morales), Virgen del Dulce Nombre (Pedro Morales) y Procesión de Semana Santa en Sevilla (Pascual Marquina). Los hermanos Gallego mandan los 45 y 30 costaleros de cada paso, respectivamente.

El último tercio del Martes Santo se teñía de negro con el ruan de los Javieres, los Estudiantes y Santa Cruz. Los Javieres pedía la venia unos diez minutos antes de lo previsto, aunque se extendería en exceso en tiempo dejando algo de retraso a las otras dos hermandades restantes de la jornada. El paso del Cruficiado de las Almas y el de María Santísima de Gracia y Amparo andan a las órdenes de Rafael Díaz Talaverón. Silencio en el primer paso y sones de la banda de Música Julián Cerdán tras el palio.

Los Estudiantes estrenaba horario y recorrido, saliendo a las seis y media desde la Capilla de la Universidad de Sevilla. El paso de caoba sobre el que procesiona el Cristo de la Buena Muerte será sustituido el próximo año, por lo que debe ser la última vez que el Crucificado de Juan de Mesa se viese en el mismo. La talla lucía especialmente bella, tras la reciente restauración llevada a cabo por Pedro Manzano. Antonio Santiago es el capataz genera de la cofradía. Sones de la banda de música de Nuestra Señora del Águila, de Alcalá de Guadaira, haciendo sonar las marchas Virgen de los Estudiantes y Cristo de la Buena Muerte.

El broche a una jornada casi perfecta en cuanto a horarios se refiere lo ponía la Hermandad de Santa Cruz. Se hacía el silencio con la llegada del paso del Santísimo Cristo de las Misericordias, cuyo Crucificado es atribuido al círculo de Pedro Roldán. A sus pies, la Virgen de la Antigua, obra de Emilio Pizarro. Especialmente billantes los respiraderos frontales y traseros, recientemente restaurados por Enrique Castellanos. El punto y seguido en la carrera oficial lo ponía la banda del Maestro Tejera. Al martillo, Fernando Fernández Goncer en el primer paso y Carlos Yruela en el segundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios