Sevilla

Aena invierte 19 millones en corregir el desgaste de las pistas de San Pablo

  • El Consejo de Ministros aprueba la servidumbre acústica, el mapa de ruidos y el plan de acción del aeropuerto sevillano

Una controladora en una de las pistas del aeropuerto de San Pablo. Una controladora en una de las pistas del aeropuerto de San Pablo.

Una controladora en una de las pistas del aeropuerto de San Pablo. / juan carlos vázquez

Comentarios 3

Aeropuertos Españoles (Aena) acaba de licitar por 19,3 millones de euros las obras para el recrecido de la pista de vuelo del aeropuerto de Sevilla.

Una vez que se adjudique el concurso, las obras tendrán un plazo de ejecución de 13 meses y se programarán de manera que afecten lo menos posible a la operatividad del aeropuerto. Así, el grueso de las mismas se concentrará en horario nocturno y se evitará, siempre que sea factible, que el resto coincida con períodos en los que haya puntas de actividad.

Se delimitan así las zonas donde no puede construirse por el elevado nivel de ruido

Además de mejorar las características del asfalto de la pista, ante el desgaste natural que se produce con el rodaje de los aviones, se modificarán sus márgenes y las pendientes transversales existentes, lo que permitirá optimizar la seguridad operacional en la zona.

El proyecto incluye, asimismo, la regeneración de las capas inferiores de algunas áreas, junto con la reposición del balizamiento y de la señalización horizontal. También se reparará la red de drenaje de la pista y se ejecutará una específica para la cabecera 27.

Por otro lado, respecto a los ruidos que genera el aeropuerto en su entorno, el Consejo de Ministros aprobó este viernes, mediante cuatro Reales Decretos, la servidumbres acústica, mapa de ruido y plan de acción del aeropuerto de Sevilla, además del de Bilbao, Ibiza, y Valencia.

La servidumbre acústica se corresponde con las zonas en las cuales se superan los objetivos de calidad acústica establecidos en la Ley del Ruido, de 2003, según recuerda el Ministerio de Fomento. Según aclara Aena, se establece así el perímetro en el que no se deben construir ni viviendas ni colegios ni otras edificaciones debido al elevado nivel de ruido que tendrían que soportar los usuarios de estas edificaciones.

La servidumbre acústica tiene como objetivo principal enmarcar la aprobación de un plan de acción contra el ruido para tratar, por un lado, de reducirlo y, por otro, de minimizar sus efectos.

Además de los procesos de información pública a los que se han sometido los citados documentos, en la tramitación de los Reales Decretos aprobados este viernes se ha prestado especial atención a una participación eficaz de todas las administraciones afectadas, especialmente los Ayuntamientos correspondientes y sus respectivas Comunidades Autónomas, con objeto de conseguir la mayor coordinación administrativa al respecto.

En el caso del aeropuerto de San Pablo han sido dos los ayuntamientos implicados: Sevilla y La Rinconada, ya que el aeródromo se encuentra en suelo de ambos municipios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios