TIEMPO El pueblo más frío de Andalucía está en Sevilla

Urbanismo

Apartamentos turísticos en la antigua discoteca Boss

  • Urbanismo autoriza un proyecto con 18 alojamientos, piscina, un local y 40 plazas de aparcamiento en las dos plantas de sótano

Obras en la parte del edificio de la calle Betis, donde estaba la entrada principal a la discoteca.

Obras en la parte del edificio de la calle Betis, donde estaba la entrada principal a la discoteca. / José Ángel García

Cambio de planes para la antigua discoteca Boss. La Gerencia de Urbanismo ha concedido una licencia de obras para el reformado de un proyecto que cuenta con un permiso concedido desde hace varios años. Las modificaciones afectan al sistema estructural, la piscina que estará en la planta ático y ajustes en la distribución y alzados interiores de las distintas plantas de un inmueble ubicado en el número 67 de la calle Betis.

Esto se traduce en que la mítica sala de fiestas pasará de convertirse de un edificio residencial a un alojamiento turístico de dos llaves con 18 apartamentos, un local en bruto que mirará a la calle Betis y dos plantas de sótano para 40 plazas de aparcamientos de coches, dos de motos y cuatro trasteros.

El expediente que arrancó en Urbanismo en 2016 contemplaba la demolición del inmueble para construir una veintena de viviendas que iban a contar con unas vistas privilegiadas de Sevilla. Al tener una protección urbanística en grado D, los promotores plantearon mantener la fachada de Betis mientras la trasera (calle Fortaleza) iba a ser derribada al carecer de valor patrimonial. La Comisión Provincial de Patrimonio obligó a los dueños del inmueble a realizar una prospección arqueológica para determinar si hay restos de valor en el subsuelo.

El expediente arrancó en 2016 con la idea de levantar una veintena de viviendas

Los planes han cambiado para uno de los lugares de moda de la noche sevillana durante la primera década del siglo que tuvo numerosas quejas y denuncias debido a la concentración de personas que se concentraban junto a la discoteca. La imagen de calle Betis cambiará también en los próximos meses con la recuperación de la parcela de la antigua comisaría de la Policía Nacional, lo que permitirá dar continuidad al tramo de paseo fluvial que existe actualmente en Triana y donde ya se ejecutó el Muelle Camaronero.

La intención ahora es prolongarlo hacia el norte, con los suelos públicos que se sitúan por delante de la antigua Comisaría de Policía, hasta llegar al Puente de Triana y conectar con el Paseo de la O. También se posibilita dar continuidad al paseo de ribera por el sur hasta llegar a las instalaciones del Club de Labradores y en el frente de la antigua Fábrica de Tabacos de Altadis. Esta recuperación del río cambiaría bastante la estética de la zona.

Fachada del inmueble que mira a la calle Fortaleza. Fachada del inmueble que mira a la calle Fortaleza.

Fachada del inmueble que mira a la calle Fortaleza. / José Ángel García

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios