Sevilla

La Archidiócesis de Sevilla movió el pasado año más de 51 millones de euros

  • La mayor parte de los ingresos corresponden a aportaciones voluntarias de los fieles.

  • El 32% de los gastos se destinan a conservación de edificios y gastos de mantenimiento.

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo. El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo.

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo.

El balance consolidado de la Archidiócesis de Sevilla se incrementó el pasado ejercicio en más de seis millones de euros, hasta los 51.700.553 euros. La mayor parte de los ingresos, el 26%, corresponde a las aportaciones voluntarias de los fieles; mientras que el 14% llega a través de la asignación tributaria. La mayor parte de los gastos, el 32,85%, se dedica a mantener el vasto patrimonio de la Iglesia de Sevilla mediante la conservación y el mantenimiento de sus edificios.

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo; junto al ecónomo diocesano, Alberto Benito, han presentado en la mañana de este viernes las cuentas de la Archidiócesis del pasado ejercicio. Las cuentas consolidadas de 2018 revelan unos ingresos y gastos de 51.700.553, 79 euros. Un año más, las aportaciones de los fieles, 13,4 millones de euros, destacan como la principal fuente de recursos. A esta partida se suman los 7.267.846 millones que se reciben a través del Fondo Común Interdiocesano de la Conferencia Episcopal Española (CEE) de la declaración del IRPF de los sevillanos.

El dinero asignado a Sevilla por las declaraciones de la Renta de los sevillanos ascendió el año pasado a 9.864.813 euros. De esta cantidad, en torno a cinco millones llegan a la Archidiócesis y el resto de distribuye a través de ese fondo de solidaridad entre las diócesis de España con menos recursos. Para alcanzar los 7,2 millones hay que sumar otras cantidades de las que se hace cargo la CEE, como los gastos de Seguridad Social de los sacerdotes.

La aportación directa de los fieles a través de cuotas o colectas, y la asignación tributaria suman el 40% del total de ingresos de la Iglesia de Sevilla.

A las cuentas de la Archidiócesis también llegan otros 23 millones de euros. El 70% de esta cantidad corresponde a los ingresos de la Catedral de Sevilla, principalmente por la visita cultural.

La conservación del patrimonio

La Iglesia de Sevilla destina 14,9 millones de euros a la conservación de su valioso patrimonio. Esta cantidad supone un 33% del gasto consolidado. Otras partidas importantes son las que se emplean en las acciones pastorales y asistenciales, con 7,4 millones; la retribución del clero, con 7,8 millones; o la retribución del personal seglar, con 7,7 millones. 

Entre los gastos extraordinarios destacan las partidas relacionadas con el mantenimiento del patrimonio a través de los llamados programas de rehabilitación, con un importe de 6,4 millones de euros.

El económo, Alberto Benito, ha revelado que el Arzobispado recibe anualmente peticiones de restauraciones por un valor de ocho millones de euros, aproximadamente. Cada año se destinan a estos menesteres 3 millones de euros.

Por su parte, las hermandades de la Archidiócesis de Sevilla aportaron el año pasado al Fondo Común Diocesano 153.150 euros, un 17% más que el año anterior y un 167% más que en 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios