Sevilla

El Arzobispado de Sevilla inicia las obras de su taller de restauración

  • Se situará en el antiguo departamento de Reprografía, en la planta baja de la segunda crujía del Palacio Arzobispal de Sevilla

  • Las obras durarán cuatro meses y cuentan con un presupuesto inicial de 250.000 euros

Uno de los patios del Palacio Arzobispal. Uno de los patios del Palacio Arzobispal.

Uno de los patios del Palacio Arzobispal. / D. S.

El Arzobispado de Sevilla ha iniciado este semana unas obras esta semana en el Palacio Arzobispal para crear un taller de restauración y almacenamiento de obras de arte. Se trata de una reforma adjudicada a la empresa Sanor Restaura, que está previsto finalice en cuatro meses y cuyo presupuesto asciende en su primera fase a 250.000 euros.

Este nuevo taller, como informa la Archidiócesis en su web, se antojaba necesario especialmente ahora, ya que restaurará y albergará algunas obras de arte que más tarde formarán parte de la exposición Imago Solis, una gran exhibición artística sobre la historia del cristianismo en Andalucía, que estaba previsto inaugurar tras el verano, aunque se ha pospuesto por la pandemia del coronavirus. Además, era uno de los grandes anhelos del arzobispo, monseñor Asenjo, gran amante del arte y responsable de los asuntos patrimoniales en la Conferencia Episcopal Española.

Según el proyecto firmado por el arquitecto Antonio Campos, el nuevo taller se situará en el antiguo departamento de Reprografía, en la planta baja de la segunda crujía del Palacio Arzobispal de Sevilla. Entre las actuaciones que se van a acometer destaca la reorganización diáfana de la estancia, en la que se diferencia una zona de trabajo próxima al acceso y otra de almacenamiento de obras de arte. En uno de los laterales se realizará un mueble-estantería de madera con dos mesas de trabajo, mientras que en el otro está proyectado un banco-mueble de madera.

En cuanto al sistema de almacenamiento de obras de arte, se configurará por un conjunto de peines deslizantes soportados por una estructura metálica.

Por otra parte, se restaurarán las carpinterías de madera existentes y se sustituirá el acristalamiento. También se incrementará la altura de la puerta de acceso añadiendo en su zona superior una ventana abatible con la finalidad de posibilitar la entrada al recinto de obras de grandes dimensiones. Finalmente, se rehabilitará el artesonado de madera y se dejará visto para toda la sala.

Además de las reformas propias para la creación del nuevo taller de restauración, este proyecto también incluye intervenciones de refuerzo y consolidación estructural en el Salón del Trono, la Antecapilla del Nuncio, la Capilla del Nuncio, el Comedor de Gala y la Galería de los Arzobispos, donde se reforzarán los forjados inferiores de madera. Asimismo, en la Galería de los Arzobispos y en la Antecapilla del Nuncio se tratarán las humedades de condensación que podrían dañar las pinturas situadas en el techo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios