Sevilla

El Arzobispado de Sevilla deja en suspenso las obras previstas en varias iglesias por la crisis del coronavirus

  • Estaban previstas obras de restauración en las iglesias de San Esteban, Omnium Sanctorum y San Benito.

La fachada principal de la parroquia de Omnium Sanctorum. La fachada principal de la parroquia de Omnium Sanctorum.

La fachada principal de la parroquia de Omnium Sanctorum. / Belén Vargas

La crisis provocada por el coronavirus ha obligado al Arzobispado de Sevilla a dejar en suspenso las distintas obras de restauración y conservación que iba a llevar a cabo tras la Semana Santa en algunos templos de la ciudad, como Omnium Sanctorum, San Esteban o San Benito. Aunque las tareas de la construcción están permitidas en el Real Decreto del Estado de Alarma publicado por el Gobierno, las empresas constructoras han pedido aplazar algunas de las tareas previstas para evitar posibles contingencias en sus sistemas de trabajo y sus plantillas.

Fuentes de Arzobispado de Sevilla han explicado a este periódico que están a la espera de saber cómo hay que proceder ante esta situación inaudita. Los trabajos previstos en. los distintos templos para después de la Semana Santa, se demorarán durante algunos meses hasta que todo haya normalizado, ya que no revisten una excesiva urgencia. Actualmente, siguen en marcha las obras que son imprescindibles en diversas instalaciones religiosas que precisan de una consolidación estructural en algunas zonas. Por ejemplo, se están remodelando algunos espacios en la Catedral de Sevilla de cara a la futura muestra Imago Solis, cuya inauguración está prevista para final de septiembre o principios de octubre.

En cuanto a las obras previstas en otras iglesias, como Omnium Sanctorum, San Benito o San Esteban, se está a la espera de ver en qué medida esta situación derivada de la paralización que aconseja la crisis del Covid-19 afecta.

La Gerencia de Urbanismo otorgó el pasado mes de diciembre la licencia de obras para Omnium Sanctorum. La intervención tiene por objeto frenar la progresiva degradación de los elementos de piedra de las portadas, que presentan suciedad generalizada y un desgaste producido por el paso del tiempo y la humedad, habiéndose detectado el desprendimiento de algunas piedras. Con ello se evitará la pérdida de masa en las piedras y se repararán las grietas, fisuras y elementos rotos.

En el interior, se renovará la instalación eléctrica y las luces. La instalación eléctrica se reformó en 1984. La iluminación es deficiente y poco apropiada, haciéndose precisa la instalación de luminarias adecuadas para el funcionamiento normal del templo y la renovación del alumbrado ornamental para el ábside restaurado y para el artesonado de la cubierta. El objetivo es la sustitución de las lámparas actuales por LED.

Fachada principal de la Iglesia de San Esteban. Fachada principal de la Iglesia de San Esteban.

Fachada principal de la Iglesia de San Esteban. / Belén Vargas

En cuanto a San Esteban, los trabajos autorizados van dirigidos a resolver una serie de patologías provocadas por la humedad y una incorrecta evacuación de las aguas. La intervención se plantea en la fachada exterior, las cubiertas planas y la casa rectoral. 

En este caso, se trata de realizar una limpieza para eliminar la suciedad, un saneamiento general de los enfoscados y la reforma de las conducciones para el agua. También se limpiarán y consolidarán las cornisas y la portada. La inversión asciende a 175.000 euros, aproximadamente.

Por su parte, las actuaciones que se llevarán a cabo en la parroquia de San Benito consistirán en la reparación y el saneamiento de las cubiertas. El presupuesto de obra está calculado en 225.000 euros, de los que 150.000 serán aportados directamente por el Arzobispado.

Fachada lateral de la Iglesia de Santiago. Fachada lateral de la Iglesia de Santiago.

Fachada lateral de la Iglesia de Santiago. / Juan Carlos Vázquez

Santiago y el Dulce Nombre de Bellevista

La Hermandad del Beso de Judas tiene en proyecto, junto al Arzobispado, una importante restauración dela iglesia de Santiago, que provocará el cierre del templo y el traslado de la hermandad y sus titulares. La intervención, con un coste cercano a los 500.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, consistirá fundamentalmente, en atajar los problemas que afectan a la cubierta.

En Bellavista está en marcha la obra de la iglesia del Dulce Nombre, un nuevo complejo parroquial supone una inversión de 700.000 euros, de los 175.000 son una aportación diocesana. Las obras se extenderán, al menos, hasta septiembre de 2021.

Consolidación de la cara norte de la Giralda

Por su parte, el Cabildo Catedral tenía previsto empezar tras la Semana Santa la consolidación de la fachada norte de la Giralda, la última que queda para completar la actuación en la torre. Estos trabajos se iban a extender hasta finales de año. El Cabildo también lleva actualmente a cabo una gran obra en la parroquia del Sagrario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios