Sevilla

Asenjo quiere tener restaurada la iglesia de Santa Clara en 2020

  • El arzobispo y el alcalde, Juan Espadas, firman el convenio para la restauración del templo conventual, tarea pendiente desde 2001.

Juan Espadas y monseñor Asenjo durante firma del convenio. Juan Espadas y monseñor Asenjo durante firma del convenio.

Juan Espadas y monseñor Asenjo durante firma del convenio. / Antonio Pizarro

El arzobispo quiere tener restaurada la iglesia del convento de Santa Clara a finales de 2020, año en el que, tras cumplir 75 años, está obligado a presentar su renuncia al frente de la diócesis hispalense. Esta mañana, el prelado y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, han firmado el nuevo convenio que posibilitará la recuperación integral de este valioso templo.

El convenio firmado en 2001 entre el Ayuntamiento y el Arzobispado estipulaba que el primero, a cambio de la cesión de las dependencias del antiguo convento, estaba obligado a realizar las obras del Palacio Arzobispal y a restaurar la iglesia y otras dependencias anexas del cenobio, que seguirían siendo propiedad del Arzobispado. 

Como ha señalado Espadas, "el Ayuntamiento ha invertido desde entonces 7,8 millones en rehabilitar sus dependencias, casi un millón en el presente mandanto, pero quedaba la parte fundamental, con un importante deterioro, que requería importantes recursos". El acalde ha añadido que el Consistorio sigue haciendo esfuerzos para completar la rehabilitación integral del conjunto, por lo que han solicitado una ayuda estatal para la Torre de Don Fadrique.

Según el nuevo acuerdo, ratificado por el Pleno el pasado viernes, el Ayuntamiento correrá con el coste de la restauración, fijada en tres millones de euros, pero será acometida directamente por el Arzobispado. Para ello se ha establecido un calendario de pagos. Este mismo mes, el Consistorio transferirá 200.000 euros; en 2019, serán 782.000; en 2020, 950.000; y en 2021, 1.150.000.

Interior de la iglesia de Santa Clara. Interior de la iglesia de Santa Clara.

Interior de la iglesia de Santa Clara. / Universidad de Sevilla

El Arzobispado, para agilizar los plazos al máximo y culminar la intervención en el menor tiempo posible, pedirá un crédito bancario que le permita avanzar, como publicó este periódico. 

Una vez firmado este convenio, se pueden escriturar ya las partes adquiridas por el Ayuntamiento, que aún siguen en el Registro a nombre de la Archidiócesis; y a nombre del Arzobispado la Casa Sacerdotal de la calle Becas, inscrita a favor del Consistorio.

Tanto el alcalde como el arzobispo se han mostrado felices por el acuerdo y por la buena sintonía existente. "Le agradezco mucho al alcalde su interés. Nuestra intención es restaurar la apuesta cuanto antes", ha resumido monseñor Asenjo. 

En los últimos meses se han sucedido las visitas a la iglesia para comprobar su estado de conservación. Desde el Arzobispado confirmaron hace unas semanas a este periódico que el templo no está mal estructuralmente, extremo confirmado esta mañana por monseñor Asenjo, aunque reconocieron que su situación no es la más óptima tras estar cerrado durante casi 20 años y afectado por la presencia de palomas. Ninguna de las afecciones es irreversible.

Pórtico de la iglesia de Santa Clara. Pórtico de la iglesia de Santa Clara.

Pórtico de la iglesia de Santa Clara. / Universidad de Sevilla

La intervención será dirigida por los arquitectos Antonio Martín Molina y Gonzalo Díaz Recaséns, que en su momento ya redactaron un proyecto que ahora ha quedado inservible y hay que actualizar y que fueron también los responsables de la restauración del Palacio Arzobispal.

La intención del Arzobispado, una vez completada la rehabilitación, es que Santa Clara sea un espacio dedicado a los jóvenes y a la cultura, teniendo también un especial protagonismo en este enclave del barrio de San Lorenzo el culto al Santísimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios