Patrimonio histórico

El Ayuntamiento busca dar uso a 30 espacios singulares de Sevilla

  • La Gerencia de Urbanismo cifra en 111 millones la inversión para la rehabilitación de cada inmueble

  • Se ha creado una herramienta para atraer a los inversores

Comentarios 3

"La gran apuesta en este momento está en la rehabilitación del patrimonio histórico de la ciudad y su puesta en uso como motor económico y social. Hay que aprovechar las oportunidades que nuestro patrimonio nos brinda. Es la auténtica materia prima de esta ciudad". Así de contundente se ha mostrado el alcalde, Juan Espadas, que ha presentado este miércoles la herramienta Horizonte Sevilla que nace con el objetivo de rehabilitar un total de 30 espacios singulares de la ciudad, entre los que se encuentran Altadis, la Gavidia, San Hermenegildo o la Casa de Cernuda. Todos estos bienes patrimoniales suman una superficie de 125.000 metros cuadrados y su rehabilitación está estimada entre 111 y 113 millones de euros.

Espadas presenta la estrategia para la dinamización y recuperación del Patrimonio. Espadas presenta la estrategia para la dinamización y recuperación del Patrimonio.

Espadas presenta la estrategia para la dinamización y recuperación del Patrimonio. / Belén Vargas

Esta herramienta que estará disponible en la página web de la Gerencia de Urbanismo, realiza un diagnóstico de esta treintena de bienes con valor histórico, patrimonial, cultural y social que actualmente se encuentran infrautilizados. Aprovechará las oportunidades que ofrecen los inmuebles de titularidad municipal, mejorará la conservación y protección del patrimonio y generará espacios de inversión y actividad cultural y social en la ciudad. La herramienta "realiza una lectura global sobre las oportunidades de cada uno de estos edificios", ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

La aplicación muestra en un mapa la geolocalización de cada uno de estos espacios y, de cada uno de ellos, ofrece una ficha con datos relevantes, como su nivel de protección (27 de los 30 están protegidos y 16 de ellos son BIC), también señala qué tipo de arquitectura representa, su superficie, la propuesta de destino, el tipo de gestión en inversión necesaria, el coste de la rehabilitación y el estado de la tramitación. El Ayuntamiento ha realizado una ordenación de los espacios. Ocho se reservan a la actividad cultural, como la Fábrica de Artillería, Santa Clara, Casa Fabiola, Casa Cernuda, el Entorno del Casino, el Mercado de la Puerta de la Carne, el Pabellón Real y la Muralla de la Macarena. Requieren una inversión de 35,5 milones. Siete tienen usos sociales: el Centro Paterri (Colegio San Bernardo), la Hacienda Miraflores, la Nave Santa Bárbara, el Pabellón de Ingreso de la Ranilla, el Palacio del Pumarejo, la nave de la calle Campamento, y la Torre la Única, que suman una inversión de 16 millones. Otros cuatros serán para equipamientos: la Casa Mallén, la antigua iglesia de San Laureano, el Monasterio de San Jerónimo y la antigua iglesia de San Hermenegildo, que necesitan 6,6 millones. Tres son de uso deportivo: la Estación de Cádiz, el Centro de la Bicicleta de los Jardines de Murillo y la Hacienda el Rosario, con una inversión de 8,6 millones. Seis inmuebles tienen están enfocados a la innovación y el empleo: el Cubo de Altadis, las naves de Renfe de San Jerónimo, el Costurero de la Reina, la Fábrica de Vidrio de la Trinidad, la Nave Singer y el Palomar de la Cruzcampo, con una inversión estimada en 22,4 millones. Por último, dos tienen usos terciarios: la Gavidia y el Convento de San Agustín, que suman 22 millones de euros de inversión.

En cuanto a la tipología de los edificios, cinco son religiosos, dos son agrícolas, seis son industriales, cuatro son ferroviarios, uno es defensivo, seis resonden a una arquitectura civil social, tres se clasifican como civil expositivos, uno es palaciego y tres son domésticos. 

El alcalde incidió en que la inversión necesaria para rehabilitar estos inmuebles no puede ser afrontada en exclusiva con fondos públicos, por lo que incidió en la importancia que tiene esta herramienta para ponerlos a disposición de inversores: "Esta herramienta nos permite tener en un portfolio 30 espacios diferenciados para comenzar a contactar con la iniciativa privada para desarrollar proyectos". Espadas aseveró que estas iniciativas podrán ser privadas bajo condicionantes públicos, concesiones, enajenaciones o proyectos públicos con gestión privada. "No vamos a regalar a terceros nuestro patrimonio. Les decimos qué nos gustaría hacer y buscamos socios de viaje". En este sentido, quince edificios tienen un modelo de gestión público, 12 público-privado, y tres privado.

Espadas ha incidido en que la enajenación del patrimonio deberá ir siempre a rehabilitar más patrimonio. Puso el ejemplo de la antigua comisaria de la Gavidia, cuyo coste se estima en unos 14 millones de euros. "Con su venta se podría rehabilitar el Pabellón de Ingresos de la Ranilla, el Centro de la Mujer en la Casa Paterri, la Hacienda Miraflores, para ponerla en uso como centro ambiental de referencia, o la Torre la Única".

En siete de estos 30 espacios ya se están ejecutando obras y algunos ya se han puesto en servicio. El alcalde, ha afirmado que Altadis es el inmueble "más atractivo para la inversión" y ha aseverado que hay que afrontar con prontitud la Gavidia, entre otros. "El patrimonio es el auténtico tesoro de la ciudad y la apuesta que hacemos aquí van más allá de las siglas de un partido. Somos un gobierno serio que mira más allá de sí mismo. Esto no lo ha hecho nadie. Todos estos espacios llevan muchos años cerrados, por lo que no se trata de una carrera contrarreloj", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios