Sevilla

El Ayuntamiento aumentará el control sobre la movida de la Alfalfa

  • Los vecinos afectados y los responsables municipales se muestran satisfechos tras la reunión mantenida ayer

Comentarios 5

La movilización vecinal comienza a dar sus frutos. El Ayuntamiento se comprometió ayer con los residentes de la Alfalfa a actuar contra la movida y sus efectos. En concreto, se aumentará la presencia policial en la zona y el control de los distintos establecimientos de ocio nocturno para que se cumplan las ordenanzas. Desde el Consistorio y la plataforma Alfalfa Degradada aseguraron que había habido un "buen entendimiento" y que se mantendrán reuniones de forma periódica para analizar cómo evoluciona el problema.

El encuentro con los responsables municipales se ha producido días después de la gran movilización que los vecinos están llevando a cabo en las redes sociales para denunciar su situación, como lleva informando ampliamente este periódico desde el pasado sábado, y tras la visita a la zona del jefe de la oposición, el socialista Juan Espadas, para recabar in situ las impresiones de los vecinos. La portavoz de los vecinos, Silvia de Carrión, explicó a este periódico sus impresiones tras este primer contacto: "Ha habido buenas palabras y buen entendimiento. Han reconocido y entendido el problema. Nos han tendido la mano y nos han dicho que se hará cumplir la normativa". Los vecinos se han mostrado dispuestos a colaborar para que el problema, que aseguran que es global, se pueda solucionar para que pueda garantizarse su derecho al descanso. Para ello, han acordado con el Ayuntamiento la celebración de encuentros todas las semanas, la próxima el martes, para coordinarse y ver cómo evoluciona la situación. También se ha abierto una línea de contacto directo entre los residentes y la Policía, ya que una de las principales quejas es que el 112 no daba una respuesta eficiente cuando llamaban para denunciar. Además, el Ayuntamiento les informó de que se iba a incrementar la presencia policial para disuadir a los jóvenes y el control sobre los bares para que cumplan estrictamente la normativa y no permitan que los jóvenes puedan salir a la calle a consumir las bebidas.

En los últimos días, desde la publicación en los medios de las denuncias vecinales, se ha incrementado la presencia de la Policía Local, como señala la portavoz vecinal: "Antes es que no había. Ayer (por el martes) había un grupo armando jaleo. La Policía dijo que no podía desalojarlos porque no estaban bebiendo y un grupo de vecinos tuvo que bajar a pedirle que los echaran porque no puede haber 40-50 personas charlando y cantando a esas horas debajo de tu casa".

Los vecinos también quieren dejar claro que su lucha no es contra los bares, sino contra el incumplimiento de la normativa: "Estamos hablando de un problema de seguridad ciudadana. La Alfalfa es una zona altamente saturada, y encima hay una residencia de ancianos en Pérez Galdós, la calle más afectada. También hay que decir que la zona sigue sucia". Los vecinos, aunque salieron satisfechos de la reunión, lamentaron que no estuviera presente el alcalde, Juan Ignacio Zoido, al que querían transmitirle personalmente los problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios