Recogida selectiva de residuos

El reciclaje estará bonificado en Sevilla

  • Lipasam instalará antes de 2019 los pequeños puntos limpios en los distritos

Contenedores en la Plaza del Salvador, en una imagen de archivo. Contenedores en la Plaza del Salvador, en una imagen de archivo.

Contenedores en la Plaza del Salvador, en una imagen de archivo. / Juan Carlos Muñoz

Los sevillanos que depositen de forma selectiva los residuos tendrán bonificaciones en los impuestos. Se trata de una de las medidas dadas a conocer por la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, y la gerente de Lipasam, Virginia Pividal, y que forma parte del programa de prevención y gestión de basuras para la capital andaluza hasta 2023. 

Este programa -cuya elaboración fue aprobada en Pleno en 2017- está ahora abierto a exposición pública. El objetivo es que entre en vigor el próximo año. Entre sus fines se encuentra lograr que se recicle el 55% de los residuos municipales, que este porcentaje sea del 65% en los envases y que se reduzca al 10% el depósito en el vertedero

Para ello, se adoptarán 66 medidas. La primera es la campaña de prevención para evitar el desperdicio de alimentos. También se plantea la mejora en la recogida selectiva de envases ligeros (como, por ejemplo, la ampliación de la instalación de sensores de llenado en contenedores de vidrio) y, especialmente, la dotación de nuevos servicios que -en palabras de Castreño- "acerquen y faciliten" el reciclaje al ciudadano. En este propósito se incluye la creación de un nuevo punto limpio en la zona suroeste de la ciudad, en concreto, en terrenos portuarios en los que se de respuesta a Triana, Los Remedios, Heliópolis y Los Bermejales. 

Carmen Castreño, y la gerente de Lipasam, Virginia Pividal, presentan nuevas iniciativas. Carmen Castreño, y la gerente de Lipasam, Virginia Pividal, presentan nuevas iniciativas.

Carmen Castreño, y la gerente de Lipasam, Virginia Pividal, presentan nuevas iniciativas. / Belén Vargas

Dentro de este propósito se encuentra la medida anunciada el pasado febrero que consiste en la implantación de ecopuntos, esto es, pequeños puntos limpios para recoger móviles, radiografías, cristales y electrodomésticos de dimensiones reducidas. Su diseño se asemeja al de un quiosco. La intención es que comiencen a instalarse antes de que acabe el presente año. 

Otra de las medidas contempladas es la aplicación de sistemas "inteligentes" en la recogida de basuras. Entre ellas, se estudia la posibilidad de que los sevillanos cuenten con una tarjeta con la que se controle el depósito de los residuos. Si esta operación se ajusta a las normas de selección, el ciudadano recibirá bonificaciones en sus impuestos. "Puede ser en el IBI o en el sello del coche", puso de ejemplo la edil socialista. Se trata de una iniciativa que, hasta ahora, no ha puesto en marcha ninguna ciudad andaluza. 

Por otro lado, el programa incide en al recogida de bioresiduos, aspecto sobre el cual, según la gerente de Lipasam, no se había hecho nada en Sevilla. Con tal propósito, desde el verano pasado se han instalado contenedores marrones en los mercados de abastos y se ha llegado a acuerdos con cadenas hoteleras para que dispongan de ellos en sus establecimientos. También se han colocado ya en diversos puntos del centro, como la zona de San Marcos y la Plaza del Cronista. Se activarán dos rutas para la recogida de estos residuos, que hasta ahora se depositaban en el contenedor gris. 

Los datos de 2017 constataban que en Sevilla se reciclaba el 15,4% de los residuos depositados en los contenedores, porcentaje que, para Pividal, "tiene un amplio margen de mejora". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios