Movilidad

El Ayuntamiento peatonaliza un tramo de la plaza de San Leandro

  • Urbanismo redacta un proyecto para construir una plataforma única que saldrá a licitación en el segundo semestre del año

Una mujer en bicicleta cruza por el tramo de la plaza de San Leandro que ha sido peatonalizado. Una mujer en bicicleta cruza por el tramo de la plaza de San Leandro que ha sido peatonalizado.

Una mujer en bicicleta cruza por el tramo de la plaza de San Leandro que ha sido peatonalizado. / Juan Carlos Vázquez

La resaca de la Semana Santa ha dejado una peatonalización en el casco histórico. Los vehículos ya no pueden circulan por uno de los tramos de la plaza de San Leandro, por el que la semana pasada procesionaron cofradías como la Cena, la Redención, el Carmen y la Trinidad. Todo nace de la petición realizada por los vecinos en la junta de distrito, que trasladó esa demanda al gobierno socialista.

Este lunes ya estaban colocados cuatro macetones de gran porte en los extremos de la plaza más cercanos a las calles Imperial y Alhóndiga. La reordenación realizada por la delegación de Movilidad, el área de Parques y Jardines y el distrito Casco Antiguo ha entrado en vigor sin ruido ni visita de los políticos. Más de un coche ha tenido que retroceder al girar para acceder a esta zona que ha perdido seis plazas de aparcamiento.

Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo se encuentran ahora redactando un proyecto para llevar a cabo una reforma de esa zona concreta de la plaza que pasará a contar con una plataforma única. La intención es que la obra se desarrolle durante el segundo semestre del año, ya que se espera que la reurbanización salga a licitación después del verano. Mucho antes tendrá que estar listo el estudio que se encuentra realizando Emasesa para decidir si es necesario intervenir en la red de saneamiento y abastecimiento.

Emasesa estudia si es necesario intervenir en la red de saneamiento y abastacimiento

Esta reordenación se produce seis meses después de la inauguración de la reurbanización de la calle Francisco Carrión Mejías tras una inversión de 324.000 euros que, además de la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento, incluyó mejoras en accesibilidad, seguridad y más espacio para el peatón. El proyecto se ha complementado con la plantación de nuevo arbolado.

La reurbanización estuvo precedida de un proceso de participación de vecinos y comerciantes para minimizar las molestias y tener en cuenta las mejoras que añadir, al tiempo que se consensuó también con la comunidad educativa del IES Velázquez, que inició el curso académico con la calle totalmente abierta al tráfico. Las obras supusieron la renovación de todas las redes y pavimentos, la construcción de alcorques para el nuevo arbolado y la ampliación del acerado, que en algunos tramos incumplía la normativa de accesibilidad, para garantizar la accesibilidad para los peatones y facilitar el tránsito de las personas con movilidad reducida.

La Plaza de San Leandro no ha sido la única plaza del centro que ha ganado espacio para el peatón. La calzada que linda con la fachada principal de la iglesia de San Román fue eliminada para mejorar la accesibilidad. A escasos metros de la plaza se inauguró hace más de un año otra obra en la vía pública. Gracias a la actuación realizada por Emasesa en la calle Matahacas, se modificó la deteriorada capa de asfalto por una plataforma única y se plantaron siete árboles para ganar sombra.

Los macetones impiden a los vehículos acceder a la zona peatonal. Los macetones impiden a los vehículos acceder a la zona peatonal.

Los macetones impiden a los vehículos acceder a la zona peatonal. / Juan Carlos Vázquez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios