Sevilla

El Ayuntamiento tramita un centro de la Agencia Europea Espacial en Sevilla

  • La ciudad, que este año es ‘capital del espacio’ y acogerá una cumbre en noviembre, presenta su candidatura para crear una incubadora de empresas aprovechando el auge del sector aeronáutico

Espadas, con la réplica del cohete Ariane al fondo, en la Cartuja.

Espadas, con la réplica del cohete Ariane al fondo, en la Cartuja.

La Agencia Espacial Europea es la puerta de acceso del continente europeo al espacio. Y Sevilla quiere abrir una ventana en Sevilla. De esta manera gráfica se puede visualizar la importancia que tiene el expediente que está tramitando en estos momentos el Ayuntamiento de Sevilla para crear en la capital un centro de incubación empresarial de la citada agencia, ESA por sus siglas en inglés. Este tipo de instalación tiene como objetivo asesorar y trabajar con empresarios para convertir sus ideas de negocios conectadas al espacio en empresas de star-ups comerciales, ayudando así a crear negocios viables y nuevos puestos de trabajo en una capital donde el sector aeronáutico y aeroespacial ya tiene cierto peso y, por tanto, posibilidades de crecer.

La idea, que ya se ha aprobado en junta de gobierno, ha sido trasladada al Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. La incubadora que se pretende sería la tercera en España, pues sólo existen dos desde hace unos años, en Madrid y en Barcelona. En concreto, el centro solicitado se denomina ESA BIC (Business Incubation Centres) y en Europa se ha convertido en una iniciativa muy exitosa. De hecho, al amparo de estos centros, desde 2003 se han creado ya 700 star-ups en toda Europa que generan miles de empleos de alta tecnología y han dado lugar a la constitución de 180 nuevas empresas emergentes.

¿Qué ofrecen estas incubadoras a los empresarios locales? Lo primero, un espacio, una oficina y soporte logístico y técnico para desarrollar su trabajo, pero luego también un asesoramiento, una asistencia empresarial, acceso a servicios de préstamos de capital y a inversiones y a oportunidades financieras que no tendrían de no ir de la mano de la Agencia Espacial Europea, en este caso. Y, en definitiva, ayuda para encontrar socios y lanzar negocios de manera internacional a través de la extensa red de este organismo.

El Ayuntamiento de Sevilla está ya estableciendo los contactos con varias entidades locales, como la Universidad de Sevilla, la Cámara de Comercio, Sevilla Futura o la Corporación Tecnológica de Andalucía para que se constituya una agrupación promotora local que garantice el éxito de esta iniciativa europea. En dicha plataforma participarían todas entidades, tanto públicas y privadas, que tengan interés en el proyecto y que estén relacionadas con el sector aeroespacial de la ciudad.

En concreto, Sevilla es ya un referente en esta industria. El 77% de las empresas que trabajan en este sector están localizadas en la provincia, donde se contabilizan 84 empresas que facturan al año 1.800 millones de euros, emplean a más de 10.000 personas y aportan al PIB un 4,86%.

Sin duda, es una buena oportunidad de negocio que llega justo en un momento en el que la capital tiene una fuerte vinculación con Europa y, en concreto, con la ESA, pues durante 2019 Sevilla ostenta la presidencia de la Comunidad de Ciudades Ariane y el próximo mes de noviembre la capital acogerá una cumbre, la Ministerial Space 19+. La ESA está compuesta por 22estados miembros, entre ellos España. En Sevilla, bajo el programa de actividades de la presidencia de las ciudades Ariane, se están desarrollando en estos momentos 75 proyectos a cargo de 40 entidades, todos relacionados con las tecnología espaciales y el motor económico que supone para la ciudad.

Los contactos de Espadas, que participa en el Consejo de las Regiones, con el lobby europeo en Bruselas es clave también para este tipo de iniciativas.  

Un complemento ideal para el eje Cartuja-San Jerónimo 

La ubicación todavía no está decidida, pero el gobierno local estima que la localización ideal estaría en el eje que se conformará en los próximos cuatro años entre la Cartuja y el centro que se está construyendo ya en las naves de Renfe de San Jerónimo, que constituirá una extensión del propio parque tecnológico.

Las obras ya han empezado en las antiguas naves, que dejaron de funcionar hace tres décadas, cuando la Expo transformó el sistema ferroviario en Sevilla. Este contenedor industrial albergará una incubadora tecnológica que ya tiene detrás el respaldo de 16 empresas tecnológicas que trabajan en la denominada plataforma Sevilla Futura, y que se unirá a una residencia, el CREA y una promoción de cohousing y coliving que abrirá el barrio de San Jerónimo a la innovación y la tecnología y lo unirá con la Cartuja.

En el interior de la tecnópolis también se levantará un centro de investigación de la Comisión -Europea de primer nivel, que de alguna manera se relaciona también con esta iniciativa de la Agencia Espacial Europea. Se trata de una sede permanente del Joint Research Center (JRC) de la Unión Europea, centro de investigación científica y tecnológica que ocupará un edificio de nueva planta en el solar donde se ubicó el Pabellón de los Descubrimientos de la Expo 92.

Este proyecto ya está en marcha. A finales de 2018 el alcalde, Juan Espadas, firmó el acuerdo con el director del JRC en Sevilla, Luis Delegado, para impulsar su construcción. El centro ya opera en la Cartuja y cuenta con una plantilla de casi 400 personas. Pero la decisión de construir una sede permanente y propia refuerza el compromiso con la capital de este organismo, que es el principal asesor científico y tecnológico de la Comisión Europea, un centro de referencia que centra sus estudios en cuestiones como la competitividad industrial, la economía digital, la energía, el transporte y el cambio climático, la política fiscal, el capital humano y el empleo o el desarrollo regional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios